Guillem Bertomeu - Lletraferit

De fora vindran...

«Bonig lleva tiempo comentando el fichaje de un independiente para su candidatura del PP en la ciudad de Valencia, pero no es fácil con la actual forma agresiva de hacer política»

Guillem Bertomeu
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ya se va acercando el momento de ir desmenuzando las candidaturas de cara al trepidante año electoral de 2019. Esquerra Unida negocia su acomodo dentro de la estructura de Podem, dado que la coalición morada marca una constante de descenso encuesta tras encuesta y en EU prima más la necesidad ante la insoportable irrelevancia política durante cuatro años más.

Los socialistas, por su parte, viven en esa “extraña tranquilidad”, después de que durante legislaturas las cuitas internas les hacían desestabilizarse a la hora de formar una candidatura sólida. El sosiego de estar en el poder, autonómico y nacional, y ya tener encauzada la lista del Cap i Casal, son una buena terapia interna. Ahora solo tienen que ofrecer un discurso girando al centro, para diferenciarse de políticas populistas de sus compañeros de gobierno y ocupando un espacio que muchas veces Ciudadanos y PP tienen tomado de forma más obvia.

De un tiempo a esta parte, parece que en Ciudadanos las aguas vienen revueltas. Nuestra compañera de ABC Rosana Crespo hablaba de una posible alternativa a Fernando Giner de cara a la lista municipal. Aunque es el único representante de la coalición naranja con un mínimo de relevancia social, el resto ha pasado la legislatura sin pena ni gloria. Ahora seguimos leyendo que están “buscando talento” en la sociedad civil valenciana de cara a conformar sus listas electorales. Tal búsqueda de talento evidencia que dentro de las estructuras del partido, o bien no lo hay, o no encuentran cantera relevante que tenga tirón de cara a atraer votos. Rocío Gil, hasta hace poco Fallera Mayor de Valencia y militante de Ciudadanos, ya está participando de manera activa en actos del partido, como se pudo ver en la mesa presidencial en la comida de inicio de curso postveraniega compartiendo protagonismo con el propio Toni Cantó. Y Gil esas fechas aún ostentaba ese cargo de máximo protagonismo festero.

Isabel Bonig lleva tiempo también comentando el fichaje de un independiente para su candidatura del PP en la ciudad de Valencia. Pero las cosas no son fáciles, captar independientes o figuras que ejerzan como referencias de la sociedad civil, viendo cada vez más como es de agresiva la actual forma de hacer política. Estos personajes carismáticos están más tranquilos fuera de los focos mediáticos o de confrontación, una política cada vez más dada al amarillismo y al titular fácil o de tuit.

Ser militante de un partido que no gobierna a día de hoy es un ejercicio de “fe”. Es estar a las duras y a la maduras, cuando muchas veces las decisiones se toman a más de 300 kilómetros de distancia, en el caso de los partidos nacionales. Está habiendo cambios, Bonig en ese aspecto mantiene siempre el discurso de que en la política se está para servir y no para vivir de ella y anima a la gente a no intentar vivir del partido. En una línea parecida, el nuevo presidente provincial de la gestora popular -Adsuara- también mantiene siempre como lema la palabra regeneración. Oxigenar la vida política a día de hoy es necesario y más cuando no se está en el poder. Se convierte en urgente. Como reza el dicho popular, «De fora vindran…» Es el título de esta columna de opinión. O al final no...

Guillem BertomeuGuillem Bertomeu