Enric Morera, durante su comparecencia en la comisión del Senado
Enric Morera, durante su comparecencia en la comisión del Senado - EFE
Investigación judicial

Enric Morera niega en el Senado la financiación irregular del Bloc pero no explica las cuentas

El presidente de las Cortes Valencianas apunta que el administrador electoral de la coalición era Esquerra Unida y únicamente se remite al informe del Tribunal de Cuentas

VALENCIA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Con un arranque de la comisión en la que el senador de Compromís Carles Mulet la ha calificado de «sainete» y ha acusado al PP de «jauría», el presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, se ha sometido en la Cámara Alta a las preguntas de los populares sobre la presunta financiación irregular del Bloc.

Con un evidente nerviosismo y una, por momentos, tensa intervención en la que ha protestado por los «graves» hechos que se le estaban imputando, ha defendido que no existe ninguna ilegalidad en las cuentas del partido y que la investigación judicial está archivada. El auto de inhibición de la juez de Valencia, en el que explica que la instrucción no puede seguir adelante por prescripción del presunto delito electoral, ha sido uno de los motivos de enfrentamiento entre el senador del PP Luis Aznar y Morera.

Mientras el primero defendía que no existe tal archivo sino una prescripción, el segundo señalaba que no hay pruebas, que la resolución judicial es «clarísima» y que deja fuera a su formación de cualquier sospecha. «¿Me han hecho venir hasta aquí para leer un auto? No tenemos ni una sola petición de la Policía ni de la Fiscalía ni del juzgado. En ninguna de estas causas hay personas que pertenezcan al Bloc», ha señalado el presidente de las Cortes Valencianas.

El auto, sin embargo, sí afirma que «indiciariamente nos podríamos encontrar ante unos hechos de financiación irregular de dos formaciones políticas, PSPV-PSOE y Bloc-Compromís, además de hechos constitutivos de falsedad documental con carácter continuado».

Entre la documentación investigada por el juzgado y que ha llevado a esas conclusiones se encuentran varios correos electrónicos. En uno de ellos, que ha sido leído por el senador del PP, se nombra precisamente a Lluis Miquel, quien podría ser el jefe de Gabinete de Enric Morera, y encargado de la campaña electoral en ese momento (2007), Lluis Miquel Campos. El presidente de las Cortes no ha sido capaz de explicar estas comunicaciones y ha señalado que las decisiones sobre los gastos electorales las tomaban «entre todos».

Durante toda su intervención ha sostenido que la contabilidad está perfectamente fiscalizada por el Tribunal de Cuentas y quel el PP ni siquiera presentó alegaciones en su momento. El senador popular ha recordado que el tribunal valoró en 2015 que las cuentas de Compromís no reflejaban «adecuadamente» la situación financiera y patrimonial.

Morera, quien ha remarcado que el administrador electoral de la coalición en 2007 era Esquerra Unida, ha detallado que su financiación para los comicios proviene de las aportaciones de los militantes, aunque sí llegaron a recurrir a alguna póliza de crédito. Ha añadido también que él ha llegado a «poner mucho dinero» en su partido.