Fachada de la Audiencia de Alicante
Fachada de la Audiencia de Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Alicante

Un año de cárcel para un electricista por agresión a un fontanero al discutir en una obra

Uno le clavó al otro unos alicates y tuvieron que extirparle el bazo y el apéndice para salvarle la vida

ALICANTEActualizado:

Una discusión en la obra entre dos profesionales -un electricista y un fontanero- acabó con uno de ellos gravemente herido y con riesgo para su vida cuando el primero le clavó unos alicantes al otro en el costado. Como consecuencia de las lesiones graves que sufrió la víctima, tuvieron que extirparle el bazo y el apéndice y ahora el agresor ha sido condenado a un año de cárcel y a indemnizarle.

La sentencia dictada por la Sección Décima de la Audiencia de Alicante, a la que ha tenido acceso Efe este martes, recoge un acuerdo entre la defensa y las acusaciones.

La trifulca que pudo acabar en desgracia ocurrió el 17 de agosto de 2016, cuando ambos trabajadores se enzarzaron en una discusión a causa de las obras para las que habían sido contratados, en un bajo situado en la avenida de la Albufera de Alicante.

Larga recuperación

En el transcurso de la pelea, el electricista le clavó al fontanero en el costado izquierdo los alicates puntiagudos que utilizaba para su trabajo. La víctima sufrió heridas de gravedad que obligaron a los médicos a extirparle el bazo y un apéndice y le dejaron convaleciente durante un mes y medio, cinco de esos días en un hospital.

Aunque la fiscalía y la acusación particular calificaban los hechos inicialmente como un homicidio en grado de tentativa, durante el juicio, celebrado el pasado 30 de mayo, llegaron a un acuerdo con la defensa.

Así, rebajaron su petición de condena a un año de cárcel tras calificar la agresión como delito de lesiones cometido con un instrumento peligroso y después de que el acusado adelantara al perjudicado 3.000 euros en concepto de indemnización.

El agresor se ha comprometido a pagar al fontanero otros 20.000 euros, y está obligado a ello por sentencia, por las lesiones y las secuelas.

Además de la pena de prisión y la indemnización, el tribunal ha condenado al electricista a tres años de alejamiento y prohibición de comunicación con el agredido.