Manifestación independentista por las calles de Bruselas
Manifestación independentista por las calles de Bruselas - EFE

Así será la campaña de propaganda internacional que prepara el independentismo para el juicio del 1-O

La ANC prepara manifestaciones en Madrid, Barcelona y en otras capitales europeas

Se están recogiendo fondos entre los simpatizantes independentistas para financiar la campaña

BarcelonaActualizado:

El independentismo prepara una campaña a escala europea para denunciar el juicio por el 1-O (que previsiblemente empezará a finales de enero). Según ha explicado este jueves la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, la entidad ya se prepara para organizar manifestaciones en Madrid y Barcelona. Dichas marchas tendrán su «eco» continental con otras manifestaciones previstas en capitales europeas como Londres, Bruselas, Roma, París o Berlín.

«Se está intentando convertir el ejercicio de un derecho en un delito y eso es lo que queremos trasladar a la opinión pública internacional», ha advertido este jueves la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie en rueda de prensa. «Si nos manifestamos ante las embajadas españolas de ciudades europeas, no tiene sentido que no nos manifestemos en el corazón del Estado represor», ha añadido.

La campaña internacional prevista por la Assemblea para «denunciar» el juicio que llevará al banquillo de los acusados al exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, a los exconsejeros Josep Rull o Jordi Turull y a la expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell, entre otros, también contempla la instalación de «vallas publicitarias» en las principales plazas europeas.

Para todo ello, y en previsión de que el proceso judicial puede requeriri una notable movilización de recursos humanos y económicos por parte del independentismo, la ANC ha vuelto a pasar el «cepillo» entre sus fieles. Es por ello que la entidad ya está recogiendo fondos para sufragar una campaña internacional coincidiendo con el juicio que es, de facto, uno de los últimos cartullos mediáticos que le quedan al secesionismo catalán.