Emilio Sagi traslada la acción de la obra a un spa
Emilio Sagi traslada la acción de la obra a un spa - A. BOFILL

Rossini en el Spa

El Liceu abrió su temporada lírica con una función de «Il viaggio a Reims» dedicada a las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils

BARCELONAActualizado:

El telón de la temporada lirica liceísta se levantó el miércoles dedicando la función a la memoria de las víctimas de los atentados de las Ramblas y Cambrils, reivindicando la música y la cultura como instrumento de paz universal. Y nada mejor que hacerlo con una obra como la rossiniana «Il viaggio a Reims», ópera que reúne a una pléyade de personajes de toda Europa que se prepara para asistir a una coronación real. Con este trasfondo cosmopolita y europeísta Emilio Sagi le da la vuelta a la obra metiendo a los protagonistas en albornoces y ambientándola en un Spa, una moderna «Beauty Farm» en la que la quincena de personajes espera con frustración transporte para el regio acto.

La propuesta del director de escena asturiano, tan sencilla como efectiva, ya ha sido aplaudida en varios escenarios por su especial adecuación a esta estática ópera, contando con una inteligente y minimalista escenografía que también firma Sagi.

El Liceu contó con un nutrido grupo de jóvenes talentos y de consagrados artistas asumiendo ellos mismos las partes corales. Además del amplio plantel de talentosos secundarios -Carles Pachón, Alessio Cacciamani, Jorge Franco, Paula Sánchez-Valverde, Marzia Marzo, Beñat Egiarte, Tamara Gura-, gustaron, y mucho, varios de los aquí debutantes, como las sopranos Ruth Iniesta, incisiva y efectiva, y la espectacular Irina Lungu, en su primer montaje liceísta, de bellísima, educada y poderosa voz, siendo además una actriz estupenda; también convencieron los tenores Lawrence Brownlee, un rossiniano de fuste, y el sonoro y expresivo Taylor Stayton, a pesar de su pastosa dicción.

Menos lucida resultó la actuación de Roberto Tagliavini, profundo pero ajeno al personaje. Impecables en sus partes los consagrados Sabina Puértolas -muy en estilo-, Maite Beaumont, Pietro Spagnoli y Manel Esteve, y excepcional el trabajo actoral y canoro de ese experto en el género que es Carlos Chausson, aquí en su salsa, todos bajo la guía ágil y segura del también debutante Giacomo Sagripanti, un maestro joven, con ímpetu, técnica y ganas.

Música: G. Rossini. Intérpretes: I. Lungu, M. Beaumont, S. Puértolas, R. Iniesta, T. Stayton, L. Brownlee, P. Spagnoli, C. Chausson, M. Esteve. O. S. del Liceu. Dirección: G. Sagripanti. Dir. Esc.: E. Sagi. Lugar: Liceu, Barcelona. Fecha: 13-09-17.