Ernest Maragall en una rueda de prensa reciente - EFE / Vídeo: EuropaPress

Ernest Maragall propone repartirse la alcaldía de Barcelona con Ada Colau: dos años cada uno

Los comunes ignoran el planteamiento a la desesperada de ERC, que ven como «una gesticulación más que no una propuesta real a valorar»

BarcelonaActualizado:

El candidato a la Alcaldía de Barcelona por ERC, Ernest Maragall, ha planteado este viernes repartirse el gobierno de la ciudad con la alcaldesa en funciones, Ada Colau. La idea del dirigente republicano es estar dos años cada uno. Maragall trata así de evitar -casi a la desesperada- que la hasta ahora alcaldesa repita al frente del Consistorio con los votos del PSC y de Manuel Valls, auspiciado por Ciudadanos.

En declaraciones a la prensa desde el Parlamento catalán, Maragall ha lanzado una propuesta que había descartado hasta ahora y que se asimila a la planteada por Begoña Villacís en Madrid. A su vez, la propia Ada Colau ya dijo este viernes que un eventual reparto por años de la alcaldía no se había planteado en ninguna reunión de negociación entre comuns y republicanos.

La oferta de ERC llega justo cuando las bases del partido de la alcaldesa están votando en una consulta digital con quién deben pactar los comunes. Las dos opciones son aceptar los votos del PSC y Valls -postura defendida por Colau y la dirección- o votar a ERC e investir a Maragall. Con este movimiento de última hora, los republicanos podrían hacer variar la votación de las bases, cuyo voto se esperaba que sirviera para avalar la preferencia de Colau.

«Compartir el liderazgo»

«Si cree que esto es serio y se puede concretar, pongamos el contador a cero y anuncie formalmente que abandona toda posibilidad de ser escogida alcaldesa con votos de Valls», ha señalado el alcaldable de ERC al recordar su oferta para formar un gobierno 50/50 con los comunes. El alcaldable de ERC ha hablado explícitamente de «compartir el liderazgo» y ha avisado de que no solo quiere negociar la alcaldía, sino que sobre todo hay que debatir sobre «el proyecto de ciudad» para los próximos cuatro años.

La respuesta de Colau: «un acto de gesticulación»

Dos horas después de la propuesta de Maragall, los comunes le han dado carpetazo. La dirección de la formación ha puntualizado que Ada Colau solo ha hecho un comentario y se ha mostrado sorprendida por el último planteamiento de los republicanos. «Ni antes ni después de la propuesta su equipo nos ha dicho nada, con lo que es otro acto de gesticulación de ERC que quiere intentar condicionar los resultados de nuestra consulta», ha defendido Janet Sanz, edil de los comunes y uno de los pesos fuertes de su equipo negociador.

La concejal ha lamentado que «ha habido mucho tiempo para haberlo planteado» y ha reiterado que consideran la oferta de Maragall «una gesticulación más que una propuesta real a valorar». Los comunes, que exigen respeto con su proceso interno de deliberación (en el que 10.000 inscritos tienen que decidir el camino de los pactos a seguir) se han emplazado a analizar esta tarde los resultados de las bases y a partir de ahí ver si hay que dar algún paso o reunión más.