Maragall, este martes por la tarde, con miembros de la ejecutiva de ERC
Maragall, este martes por la tarde, con miembros de la ejecutiva de ERC - EP

Maragall reactiva a la desesperada las reuniones con Colau

ERC invita al PSC a participar en las negociaciones aunque considera «inverosímil» que éstos apoyen la libertad de los políticos presos o un referéndum

BarcelonaActualizado:

«Máxima voluntad y ambición de aquí al sábado». El candidato de ERC en Barcelona, Ernest Maragall, salió ayer para suplicar a Ada Colau retomar las negociaciones de cara a la investidura en el Ayuntamiento y se abrió incluso a sentarse con el líder socialista, Jaume Collboni, como los comunes desearían. Con todo, consideró «inverosímil» que los socialistas lleguen a apoyar la lucha por la liberación de los políticos presos y la celebración de un referéndum, condición primera para los republicanos.

Maragall insistió en que «está decidido ha trabajar hasta el último minuto si hace falta para un acuerdo con BComú». El equipo negociador de ERC prevé volver a verse con el de los comunes este miércoles y, de hecho, les llevará nuevos documentos concretos sobre propuestas de urbanismo así como una estructura de gobierno con seis áreas detalladas.

En una cesión a los comunes, Maragall invitó al PSC a reunirse a sus negociaciones, algo que cree que iría bien para «contrastar, confirmar y analizar con detalle el grado de distancia, proximidad y contradicción». Maragall añadió, en esta línea, que el juicio por el 1-O está en fase final y que las formaciones deberán tener una «determinada actitud y comportamiento».

Con todo, el líder republicano detalló que, a pesar de seguir buscando un acuerdo hata el último minuto, mantendrá su candidatura a la investidura.

Colau espera a Forn

Por otro lado, el Tribunal Supremo autorizó ayer a Quim Forn a poder acudir, aunque custodiado, este sábado a la constitución del Ayuntamiento y la alcaldesa en funciones lo aplaudió desde su cuenta de Twitter. «Saludaremos con calidez a Quim Forn como concejal de pleno derecho y volveremos a reclamar ‘Libertad presos políticos’. Queremos discutir nuestras diferencias en el pleno municipal, no en la cárcel», aseveró Colau.

Por su cuenta, el alcaldable del PSC por Barcelona, Jaume Collboni, tercero en discordia, pidió ayer a Colau que aclare si prefiere pactar con ERC o con los socialistas, ya que un tripartito con ambos «no es viable». «No regalaremos los votos ni daremos un cheque en blanco», avisó en Ràdio 4. Paralelamente, Manuel Valls sigue en silencio, aunque ha ido retuiteando en los últimos días contenidos en favor de evitar que ERCgane el Ayuntamiento.

Con la cuenta atrás para el nuevo gobierno municipal, que se oficializará este sábado a las 17 horas, el Ayuntamiento cerrará este miércoles el presente mandato, con un último pleno en que los concejales que no seguirán –30 de los 41– se despedirán.