Uno de los buses con publicidad de Òmnium Cultural
Uno de los buses con publicidad de Òmnium Cultural - ABC

Ada Colau tolera la propaganda política de Òmnium en metros y autobuses

«Lo volveremos a hacer», reza la campaña de la entidad independentista presente en el transporte público de la capital catalan

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Lo volveremos a hacer». Estas palabras pronunciadas por el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, durante su alegato final en el juicio del «procés» en el Supremo han tomado las marquesinas y paneles de publicidad presentes en el transporte público y el metro de Barcelona. Según ha podido constatar ABC, varios buses de la Ciudad Condal circulan luciendo la propaganda política de la entidad independentista.

La campaña de Òmnium ha despertado las críticas del PP y Ciudadanos. Así las cosas, el regidor popular Josep Bou ha afirmado que no le gusta que este tipo de publicidad pueda verse en espacios públicos gestionados por la empresa pública TMB y se ha compromentido a retirarla a través de cauces legales. Por su parte, desde Ciudadanos han arremetido contra el gobierno de Ada Colau y hanapuntado que dicha campaña «rompe la neutralidad ideológica que deben tener los servicios públicos».

No obstante, desde la empresa municipal esquivan las críticas y afirman que la polémica campaña se encuentra en muchos soportes, algunos de gestionados por TMB y otros que no dependen directamente del ente. Según informa el medio municipal «Betevé», los espacios para la publicidad están concedidos en exclusiva a empresas que tienen sus «códigos de autorregulación» y que velan para que no se cumpla ninguna ilegalidad.

No obstante, en el pasado el Ayuntamiento de Barcelona se negó a exhibir publicidad de entidades y plataformas alegando que contenían mensajes de corte político. Es el caso, por ejemplo, de la campaña en contra del aborto impulsada por «E-Cristians» o la impulsada por la «Asociación por la Tolerancia» que pretendía fomentar el bilingüismo en la escuela catalana en 2009.