ESPAÑA DE LA TRANSICIÓN

Javier Calvo gana el Biblioteca Breve con «El jardín colgante»

BARCELONA Actualizado:

El premio Biblioteca Breve vuelve a sus orígenes: se dirige a a una obra adscrita, en palabras de Carlos Barral, «a la problemática literaria y humana de nuestro tiempo». Y el jurado, compuesto por José Manuel Caballero Bonald, Pere Gimferrer, Alicia Giménez Bartlett, Gonzalo Suárez y Elena Ramírez, otorgó los treinta mil euros a «El jardín colgante» de Javier Calvo (Barcelona , 1973), novela policial sobre la España de la Transición en la que «sindicalismo y servicios secretos se entrecruzan en un juego de duplicidades y desdoblamientos; la inevitable inverosimilitud de lo real se convierte en alegoría con un dominio del ritmo, personajes magistralmente delineados y un brillante tono paródico...».

El autor da un salto de la Barcelona folletinesca e industrializada de 1877 de «Corona de flores» a la ciudad de un siglo después, en vísperas del gozo democrático, cuando los terroristas parecían mártires de la utopía social y no vulgares asesinos; mientras, los servicios secretos de lo que quedaba del Regimen franquista —que era mucho— se infiltraban en las organizaciones de extrema izquierda como el FRAP, que en la novela reaparece como el TOD, para justificar las medidas antiterroristas.

A juicio del escritor barcelonés, en 1977 se comenzaba a escribir un cuento de hadas que explica lo que hoy somos: «Era la inauguración de la Mentira que en España se puede ubicar si uno quiere en la Transición». Años turbulentos que, curiosamente, parecen más lejanos en el tiempo que los que llevaron a la guerra civil, y que Calvo aborda según los protocolos de la novela policial que es el gran género, subraya, «de la crítica histórica y social». En palabras del jurado Pere Gimferrer, en «El jardín colgante» maridan tramas de espionaje, cómic y ciencia ficción, porque «aquel mundo, que era nuestro mundo de hace 35 años, es imposible describirlo desde el realismo». Concebida como una segunda entrega de una trilogía barcelonesa que inauguró «Corona de flores», «El jardín colgante» es el título de una canción que Calvo se apropió para esta novela que presenta como «una fábula sobre la génesis de un país que ha dejado de serlo, una denuncia de las imposturas de la memoria institucional».