El nuevo modelo, durante su presentación
El nuevo modelo, durante su presentación - ABC

Seat se hace mayor, y grande, con el Tarraco

La firma española confía en el amplio margen comercial de su nuevo coche para financiar nuevas inversiones

TarragonaActualizado:

Cuando a mediados de 2016 Seat lanzaba el Ateca, la automovilística española entraba en un cambio de rasante, un nuevo ciclo que coincidía a la vez con la llegada, a finales del año anterior, de Luca de Meo a la presidencia la marca. Con el Ateca, Seat se lanzaba a por el segmento de los SUV, desde hace años, y seguirá en el futuro, el de mayor crecimiento de la industria mundial.

Al Ateca, el mediano de su categoría, le seguiría de manera reciente el Arona, en una inédita ofensiva comercial que ahora se completa con el Tarraco, el coche más grande fabricado nunca por SEAT, y que esta tarde ha sido presentado en Tarragona, la ciudad de la que toma el nombre tras una votación popular en la que participaron más de 140.000 personas

Aspecto del nuevo Tarraco, fotografiado en el anfiteatro romano de Tarragona
Aspecto del nuevo Tarraco, fotografiado en el anfiteatro romano de Tarragona - ABC

No es exagerado decir que con el Tarraco, Seat se hace mayor, o grande si se atienden las dimensiones del modelo: 5/7 plazas para 4,7 m. de longitud y 1,6 de altura. Con él la firma española no solo aspira a dar un nuevo acelerón en la senda de la rentabilidad -el Tarraco es de largo el coche con más margen comercial de la firma-, sino casi también un salto mental, el de comenzar a vender coches de gran tamaño, algo que parecía imposible para una firma históricamente limitada al vehículo pequeño.

En un encuentro con medios antes de la presentación, el presidente Luca de Meo ha reconocido que para Seat el Tarraco -diseñado y concebido en España, pero fabricado en Alemania- es fundamental en dos aspectos. Por un lado, su amplio margen comercial es el que dará a la firma el cojín para en los próximos años afrontar las grandes inversiones que requerirá tendencias como el coche eléctrico, híbrido, la conectividad… Y por otro, y no menos importante, Seat pretende dar “un salto de calidad y de confianza”, convencer al consumidor, insiste Luca de Meo, en que Seat es capaz de fabricar “el coche principal de una familia, y no solo el segundo”.

El lanzamiento del Tarraco llega en una fase expansiva para Seat, con una cada vez mayor cobertura de todas las gamas del mercado, y con una respuesta satisfactoria por parte del consumidor: entre enero y agosto, por ejemplo, Seat entregó 383.900 vehículos en todo el mundo, lo que representa un incremento del 21,9% con respecto al mismo periodo de 2017.

El Tarraco, que llegará a los concesionarios a principios de año, se lanza en doble versión de diésel y gasolina, aunque tal y como ha avanzado hoy Luca de Meo, la previsión es lanzar una versión híbrida enchufable.