El expolítico Oriol Pujol, el año pasado ante la Audiencia de Barcelona
El expolítico Oriol Pujol, el año pasado ante la Audiencia de Barcelona - ABC

Oriol Pujol queda ingresado en prisión tras revocarse su tercer grado

El expolítico convergente, condenado por corrupción, ya no ha salido esta mañana de la cárcel en la que hasta ahora solo dormía

BarcelonaActualizado:

Oriol Pujol ha quedado ingresado en prisión la mañana de este viernes después de que el juzgado de vigilancia penitenciaria revocase el tercer grado que la Generalitat había concedido al expolítico convergente, condenado por corrupción en el caso de las ITV.

El hijo del «expresident», que hasta ahora solo acudía a dormir al centro penitenciario de lunes a viernes, esta mañana ya no ha salido de la cárcel a la espera de que el juzgado comunicase oficialmente su decisión de revocar su semilibertad.

Los Servicios Penitenciarios han recibido la resolución a las 10 horas, dos horas después de la hora prevista para las salidas laborales diarias que pueden hacer los internos de tercer grado, según han informado fuentes de este departamento.

Una juez de vigilancia penitencia corrigió a los Servicios Penitenciarios de la Generalitat, que habían concedido el tercer grado (semilibertad) al exdirigente de Convergència.

La juez ha estimó un recurso que presentó la Fiscalía contra la decisión de los Servicios Penitenciarios, que permitían al expolítico convergente acudir a la cárcel solo a dormir (durante la semana) y le dejaban pernoctar en su casa los fines de semana.

La Dirección de Servicios Penitenciarios del Departamento de Justicia de la Generalitat concedió el pasado 21 de marzo el tercer grado al único hijo del expresidente catalán Jordi Pujol que se dedicó a la política. Lo hizo después de un informe favorable de la junta de tratamiento de la cárcel Brians 2, de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), donde había ingresado el político. Llevaba poco más de dos meses en prisión, donde había ingresado el 17 de enero, cuando pudo salir en tercer grado.

La magistrada cree que «resulta prematura» esta semilibertad, pues no ha concluido el tratamiento sobre moral y valores que está cursando, y «dada la existencia de determinados déficits relevantes a nivel personal que deben ser trabajados».

La Audiencia de Barcelona condenó a Oriol Pujol a dos años y medio de cárcel por tráfico de influencias, cohecho y falsedad documental por haber maquinado políticamente a favor de un amigo empresario del sector de las ITV a cambio de comisiones.

El expolítico convergente reconoció los hechos en un pacto con la Fiscalía para mitigar su condena y evitar enfrentarse a un tribunal con jurado popular.

Con el pacto, la mujer del político, Anna Vidal, se libró de entrar en prisión, al reducirse su condena por debajo de los dos años de cárcel. Y es qeu través de su esposa fue como Pujol cobró las comisiones de su amigo Sergi Alsina. Lo camuflaban como trabajos de asesoramiento supuestamente hechos por Vidal, que en realidad nunca existieron.