Oriol Pujol, en una foto de archivo
Oriol Pujol, en una foto de archivo - EFE

La Generalitat concede a Oriol Pujol el tercer grado tras dos meses en la cárcel por corrupción

El hijo del «expresident» fue condenado a dos años y medio de cárcel por corrupción el caso de las ITV

BarcelonaActualizado:

La Secretaría de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Generalitat ha ratificado la concesión del tercer grado penitenciario que la junta de tratamiento de la cárcel propuso para Oriol Pujol, condenado a dos años y medio de cárcel por corrupción.

Según fuentes penitenciarias, el tercer grado del hijo del expresidente de la Generalitat será efectivo a partir de la próxima reunión de la junta de tratamiento del centro penitenciario de Brians 2, donde Pujol está encarcelado, y que se celebra cada jueves.

Pujol será trasladado a un centro de régimen abierto, donde deberá ir a dormir cada día -un mínimo de ocho horas-, excepto los fines de semana, que podrá pernoctar en casa.

El político ingresó en prisión el pasado 17 de enero para cumplir una pena de dos años y medio de cárcel por el caso de corrupción de las ITV. El exlíder convergente reconoció, en una sentencia de conformidad para rebajar su pena, que cobró comisiones ilegales para favorecer a amigos empresarios del sector. Las comisiones se camuflaban a través de pagos a su mujer, Anna Vidal, simulando ser por trabajos que ella en realidad nunca había hecho.

Los penados con arraigo en Barcelona que acceden al tercer grado, como es el caso de Oriol Pujol, tienen como destino el módulo de régimen abierto de Brians 1 o los centros abiertos de Barcelona: Trinidad y sección abierta de Wad Ras, ambos en la capital catalana.

Según han explicado a ABC fuentes penitenciarias, esta Secretaría tiene ahora un plazo máximo de dos meses para pronunciarse. Mientras, el hijo del «expresident» continúa en prisión, donde ingresó el pasado 17 de enero para cumplir su condena por el caso ITV.

¿Cómo se obtiene el tercer grado?

Para hacer una propuesta de clasificación inicial en tercer grado la junta de tratamiento valora el tiempo de cárcel al que fue condenado, en el caso del político, a dos años y medio de prisión. También se tienen en cuenta factores como el riesgo de reincidencia, las características del penado, el apoyo familiar, la conducta dentro del centro y su compromiso con su programa de tratamiento.

En Cataluña, uno de cada cuatro presos están en tercer grado, según explican fuentes penitenciarias. De las 8.484 personas que cumplen pena de prisión, 1.640 lo hacen en este régimen conocido como de «semilibertad».