La presidenta del PP en Palencia, Ángeles Armisen, junto al candidato a la Alcaldía, Alfonso Polanco, y el procurador electo, Carlos Fernández Carriedo, analizan los resultados de las Elecciones Municipales y Autonómicas
La presidenta del PP en Palencia, Ángeles Armisen, junto al candidato a la Alcaldía, Alfonso Polanco, y el procurador electo, Carlos Fernández Carriedo, analizan los resultados de las Elecciones Municipales y Autonómicas - ICAL

Elecciones municipalesEl PP sigue como primera fuerza en siete de las nueve diputaciones

Los populares mantienen la mayoría absoluta en Palencia y Salamanca y el PSOE consigue la de Soria

ValladolidActualizado:

El Partido Popular se mantiene como primera fuerza en siete de las nueve diputaciones de la Comunidad, gracias a que se ha hecho con un mayor número de ayuntamientos. Sin embargo, el empuje de los socialistas no ha sido suficiente para mantener su hegemonía. En siete instituciones gobernaba hasta ahora con mayoría absoluta (Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia y Zamora), mientras que Soria era presidida por el PSOE, con acuerdos de gobierno, y en Valladolid la dirigían los populares gracias al apoyo de Ciudadanos. No obstante, el PP podrán mantener su poder si consigue llegar a acuerdos, en los que Ciudadanos tiene en la mayoría de los casos la primera y última palabra.

Pero, de momento, el PP sólo ha podido mantener la mayoría absoluta en las instituciones provinciales de Palencia -pierde dos diputados- que volverá a presidir Ángeles Armisén, y en la de Salamanca, al frente de la cual repetirá Javier Iglesias. El otro gran triunfo se ha alcanzado en Soria, en este caso de la mano del PSOE, que ha pasado de doce a trece diputados, el PP se queda con nueve, y la Plataforma del Pueblo Soriano (escindida del PP), con tres. En el resto, una mayor presencia del PSOE en las capitales y en algunos grandes municipios ha provocado que los gobiernos dependen de futuros pactos, a los que se deberá llegar en Ávila, Burgos, León, Segovia, Valladolid y Zamora. De éstos, sólo en León, el PSOE es la fuerza con más presencia, con 12 diputados, frente a los once del PP, uno de Ciudadanos y uno de UPL, de forma que a los socialistas les valdría con un escaño para poder gobernar y acabar con la hegemonía de 24 años del PP, y éstos precisarían de dos para mantenerse en el poder. En Valladolid, el PP parece tenerlo más fácil, ya que mantiene los mismos 13 diputados frente a los diez del PSOE, los dos de Ciudadanos, uno de Valladolid Toma la Palabra y otro de Vox. Esa distribución supondría que los populares podrían gobernar sumando un solo apoyo, que podría ser Vox.

La otra gran sorpresa de la jornada electoral se produjo en la Diputación de Ávila, donde la formación Por Ávila, impulsada por el que fuera presidente de institución provincial con el PP, Jesús Manuel Sánchez Cabrera. se ha convertido en la lista más votada y ha restado dos diputados a sus excompañeros, que ahora, con 12 representantes, necesitan del único diputado de Ciudadanos para poder gobernar, si bien la formación naranja podría sumar su voto a los ocho del PSOE y los cuatro de Por Ávila y el gobierno pasaría así a manos socialistas.

Burgos, Segovia y Zamora son las otras tres diputaciones en las que el PP pierde la mayoría absoluta pero es la fuerza política con más diputados. En la institución segoviana, pierden un diputado y se quedan con 12, frente a los diez del PSOE, los dos de Ciudadanos y uno de IU, por lo que Ciudadanos vuelve a ser la llave.