ICAL

La Policía halló vello púbico y semen del acusado en el cuarto de niña Sara

Los agentes declaran como testigos en la sexta sesión del juicio que se sigue en la Audiencia de Valladolid por el crimen, violación y maltrato de la menor de 4 años

ValladolidActualizado:

Los miembros de la Policía Científica que realizaron la inspección de la habitación de la niña de 4 años llamada Sara, muerta el 3 de agosto de 2017, han testificado este viernes que en su registro encontraron restos de semen del acusado en el cuarto de la niña, así como de vello púbico en su sábana.

Los agentes de la Policía Científica han declarado este jueves como testigos en la sexta sesión del juicio que se sigue en la Audiencia de Valladolid por el crimen, violación y maltrato de la niña Sara, unos hechos por los que la Fiscalía demanda prisión permanente revisable para la madre de la pequeña, Davinia M.G., y para su compañero sentimental, Roberto H.H.

Interrumpido hasta el 8 de junio

Sin embargo, la sesión de este viernes ha estado marcada por el repentino fallecimiento del padre del magistrado presidente de la sala y presidente de la propia Audiencia de Valladolid, lo que ha provocado la suspensión temporal del juicio hasta el próximo miércoles 8.

Ha sido durante el transcurso de esta sexta sesión del juicio cuando el presidente de la sala, el magistrado Feliciano Trebolle, ha interrumpido las pruebas testificales que se estaban realizando para atender una llamada urgente, tras la que ha anunciado el fallecimiento de su padre y la suspensión temporal del proceso.

Hasta el momento de la noticia habían prestado declaración en la sesión tres agentes de la Policía Científica que realizaron el reportaje fotográfico y diversas pruebas de vestigios biológicos en la vivienda de la menor fallecida, informa Efe.

En estos registros, los tres agentes han narrado ante el jurado popular que presencia la vista que encontraron restos de semen pertenecientes al acusado en la habitación de la niña Sara, además de evidencias de vello púbico de Roberto H.H. en la sábana bajera de la cama de la menor.

Del mismo modo, los agentes han especificado que encontraron en una esquina de la habitación de Sara el pantalón corto que el acusado utilizaba como pijama aquel verano, que además presentaba «numerosas salpicaduras» de sangre, como las paredes, y dentro de uno de sus bolsillos los agentes encontraron un mechón de pelo rubio «fino y lacio» como el de Sara, ha explicado la redactora de aquel informe policial.

Precisamente, los tres agentes que acudieron al domicilio del barrio de La Rondilla de Valladolid los días 2 y 3 de agosto, cuando la niña se encontraba hospitalizada, han narrado cómo les llamó la atención el «gran desorden y la falta de limpieza» que presentaba el domicilio, a la vez que la propia habitación de Sara estaba «llena de juguetes tirados por todos los lados», ha incidido la tercera de los agentes en su testimonio.

También se ha expuesto en la sala, a petición del Ministerio Fiscal, las imágenes tomadas a los brazos del acusado, presente durante los registros al domicilio, aquel mes de agosto de 2017 y que mostraban numerosas marcas de arañazos, por lo que los agentes también tomaron muestras debajo de las uñas de la menor.