Sor Marta, la monja leonesa «youtuber» que triunfa enseñando el Evangelio

La religiosa narra semanalmente pasajes de las Sagradas Escrituras y cuenta el día a día del cenobio con el fin de «desmitificar» la vida de las monjas y animar a nuevas vocaciones

ValladolidActualizado:

Entró en el Monasterio de Santa Cruz de Sahagún (León) hace casi cinco años y desde entonces Marta González (23 años) ha supuesto toda una revolución en positivo para las once religiosas que alberga el cenobio. Se encarga de llevar su página web y desde hace tres meses gestiona con éxito un canal de You Tube en la que explica con sencillas palabras, sobre todo, con la mira puesta en los más jóvenes.

Todo comenzó con un grupo de Whatsapp que tenía con jóvenes en el que pasaba vídeos y fotos relacionados con la materia que le ocupa ahora en la plataforma de vídeos líder. «Empecé a pensar que debía darles algo diferente porque a esto podían acceder ellos por sí mismos. Entonces se me ocurrió comenzar a grabar unos audios leyendo el Evangelio y haciendo a continuación una reflexión».

Fue el éxito de esta primera iniciativa lo que le animó a «lanzarse» a You Tube, pese a que se confiesa «tímida». «Al principio me daba un poco de vergüenza» pero dice una vez que comenzó a subir contenidos ya ella sola se picó. No obstante, confiesa que todavía le es «difícil» hablar a la cámara, aunque cree que desde comenzó hace tres meses nota que ha «mejorado». Con un póster del Encuentro de Jóvenes cristianos que hubo en Ávila en 2016 y una «fofucha» que le regalaron sus padres como únicos «atrezzos» del escenario, Sor Martada a conocer una vez a la semana a través de You Tube la vida consagrada y diferentes capítulos del Evangelio. Dice que su intención también es «desmitificar» la vida monacal y dar a conocer lo que se hace en el monasterio.

Balance «muy positivo»

La religiosa hace un balance «muy positivo» de este primer trimestre ejerciendo como «youtuber»: «Estoy muy contenta por la respuesta de la gente. No me esperaba que lo viesen». Además, dice que es habitual el «feeback» entre sus seguidores.

Señala también que a pesar de los «temores» que infunde una plataforma como internet, cuando le planteó su idea a la Madre Superiora le «gustó» y lo vio como «una buena puerta» para dar a conocer lo que se hace en el Monasterio de Santa Cruz de puertas para dentro. En este sentido Sor Marta, considera que esta herramientas puede animar a «nuevas vocaciones» en este momento en que son tan escasas, ayudar a «conocer el carisma y mostrarnos como lo que somos, personas normales». «Hay mucho mito, dudas y misterio», dice, en torno a la vida religiosa.

Actulamente, a Sor Marta le siguen habitualmente «entre 400 y 600 personas». A veces son los propios seguidores quienes les sugieren vídeos y temas. No se ha planteado hacerlo con más frecuencia por la falta de tiempo, aunque eso sí tiene un proyecto en mente para cuando alcance los mil suscriptores: «haré un video respondiendo a las cuestiones que me han hecho en los últimos meses».