El candidato del PP a la presidencia de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco,rodeado de niños, durante su visita a Segovia
El candidato del PP a la presidencia de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco,rodeado de niños, durante su visita a Segovia - ICAL

Mañueco llama «a los que confiaron en el PP» para «juntar voluntades»

Afirma que «habrá que hacer cosas nuevas» aunque «tenga que romper con la etapa anterior»

Segovia /ÁvilaActualizado:

El candidato del PP a presidir la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, defendió ayer en Segovia que «el Partido Popular es la única garantía con un Gobierno sensato, solvente, moderado e innovador frente al socialismo», ya que es «el partido que aglutina los votos de centro y derecha». Por este motivo, tendió su mano «a todas las personas que en algún momento confiaron en nosotros y que en los últimos tiempos no lo han hecho» porque se necesita «juntar las voluntades» para conformar un Gobierno que apueste «por el progreso y el futuro» que «hoy es más fundamental que nunca».

El candidato popular se refirió de nuevo a Ciudadanos al afirmar que se ha convertido en un partido que «le quiere entregar las llaves de la Junta de Castilla y León al socialismo», que se dedica en la Comunidad «a aplaudir a los ministros que se pasean por aquí sin ningún compromiso y generando un agravio con los separatistas catalanes». Al mismo tiempo, puso en valor que el PP «hay gente comprometida, que no necesita recibir instrucciones y que sabe que lo que quiere es decidir su futuro sin intervenciones ni injerencias de nadie».

«Soy un inconformista»

Mañueco se autodefinió como una persona «inconformista» que quiere reivindicar «lo mejor para la tierra» y que «como presidente de la Junta» defenderá los intereses de las personas de la Comunidad «en todos los lugares», ya sea «en Madrid ante el Gobierno o en Europa, ante las instituciones europeas», lo que asumirá «rodeado de un magnífico equipo y con el respaldo mayoritario de los ciudadanos».

Por otro lado, abogó por desarrollar un plan de promoción turística tanto en España como fuera de ella como «fuente generadora de empleo, riqueza, oportunidades y desarrollo». Para Mañueco, es necesario «apostar por tener más visitantes y más pernoctaciones».

Durante su presencia en la capital del Acueducto, también puso en valor el modelo educativo de Castilla y León, «la comunidad autónoma con el mejor sistema» y su apuesta por una educación «pública, gratuita, de calidad e inclusiva» y por «la equidad» como «elemento imprescindible y fundamental» al permitir que el modelo sea de similares características en todos los centros, informa Ical.

Tras desplazarse a Ávila, Mañueco reivindicó su «proyecto moderado» en el que «habrá que hacer cosas nuevas» e incluso avisó de que «a lo mejor hay que romper con la etapa anterior», porque él es «inconformista». Ante unas 400 personas en un acto en el Lienzo Norte, reiteró las palabras del día anterior ante el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en Burgos al recalcar que tiene que «seguir» su «camino», «trazado» para la victoria el próximo 26 de mayo y «abrir las puertas de la Junta a todos».

Ante las peticiones de los candidatos Sonsoles Sánchez-Reyes y Miguel Ángel García Nieto, explicó que la unidad de radioterapia, frente a los «novatos políticos que no la ven necesaria», será «una realidad que no tiene marcha atrás» en la que empeña su «compromiso y palabra», aunque también las de Segovia, Palencia y El Bierzo.

También en clave local, se comprometió a exigir al Gobierno la eliminación del peaje en la A-6 y la A-40 y defendió el trabajo de la Junta y las instituciones abulenses para el mantenimiento de Nissan en Ávila.