Eduardo Machaca (d), coordinador de Red Íncola, al lado de Félix Revilla, presidente de la fundación
Eduardo Machaca (d), coordinador de Red Íncola, al lado de Félix Revilla, presidente de la fundación - HERAS

Red Íncola reivindica una educación universal para migrantes en Castilla y León

La fundación pide al futuro gobierno regional «soluciones más estables» para aquellas personas en situación irregular

ValladolidActualizado:

«Parece incomprensible que en 2019 puedas llamar a un aparato Alexa para que te encienda la música pero no tengamos educación universal». De esta manera llamaba Félix Revilla, presidente de Red Íncola, al futuro gobierno de Castilla y León a buscar «soluciones más estables» para aquellas personas en situación irregular. Desde que llegan al país, los migrantes tardan tres años hasta recibir los papeles, según la red, un tiempo en el que no pueden acceder a ningún tipo de formación. «Hasta entonces, es como si estuvieran muertos, no existen para nada», ha recalcado Revilla.

Eduardo Menchaca, coordinador de la fundación, ha explicado que desde la red se trabaja para que la nueva generación no herede la exclusión que han tenido sus padres. «Hemos innovado en la metodología con un sistema pionero que incluye también a las familias para aprender cómo pueden apoyar a sus hijos para mejorar la situación», ha añadido.

No obstante, a pesar de que muchos de estos niños ya tengan los documentos y vayan a la escuela, no hay una integración real debido al idioma. «Como los progenitores no tienen el español, no pueden ayudarles con los deberes y por lo tanto el fracaso escolar es mayor», ha destacado Revilla, quien también ha acentuado que la Consejería de Educación «no presta apoyos especiales» para estos infantes, pero que «también los necesitan».