El presidente de Castilla-La Mancha corta la banda como símbolo de la inauguración de la vía
El presidente de Castilla-La Mancha corta la banda como símbolo de la inauguración de la vía - Ana Pérez Herrera

El tramo norte de la Autovía de La Sagra enlazará por Seseña

También se está pendiente de la decisión del Ministerio de Fomento sobre el d esdoblamiento del tramo de la Autovía de Castilla-La Mancha entre Toledo y Ocaña

Añover de TajoActualizado:

La consejera de Fomento, Elena de la Cruz, ha confirmado que su departamento está realizando un nuevo estudio para acomodar y actualizar como vía de alta capacidad el proyecto del tramo norte de la Autovía de La Sagra, el que parte desde el cruce con la A-42 y pasar por los términos de Yeles, Esquivias y Borox, conectando con la CM-4001 en las proximidades de las autovías A-4 y R-4. Además, indicó que se va a propiciar que la localidad de Seseña, como había pedido este ayuntamiento, esté conectada con este tramo de la autovía.

Este es el segundo de los ejes del tramo II que forma la Y invertida al sureste de esta carretera, de 15 kilómetros de longitud y con al denominación de CM-41. No obstante, también se está pendiente de la decisión del Ministerio de Fomento sobre el desdoblamiento del tramo de la Autovía de Castilla-La Mancha entre Toledo y Ocaña, ya que este hecho condicionaría el lugar exacto del entronque de la Autovía de La Sagra con la A-4 de Andalucía y la A-40.

Esta confirmación ha sido realizada por la consejera durante el acto de inauguración de la nueva conexión de la CM-43 (Autovía de la Sagra) por su extremo Sur con la CM-4001, un ramal de apenas 900 metros que ha permitido terminar definitivamente este tramo de la autovía de casi 30 kilómetros. Este fue inaugurado el año 2011, pero tras nacer a la altura de Valmojado y Casarrubios del Monte en la A-5 en la zona este terminaba en mitad del campo en el término de Añover de Tajo, sin enlazar con la CM-4001, situación que ahora, siete años después, ha sido subsanada.

Al acto ha asistido el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que ha recorrido la obra, llevada a cabo por la Dirección de Carreteras de la Consejería de Fomento, junto con alcaldes y concejales de Añover de Tajo, Alameda de la Sagra, Pantoja, Numancia de la Sagra, Yuncos, Illescas, Villaseca de la Sagra, Mocejón y Cobeja. También han estado presentes el director general de Carreteras y Transportes del Gobierno regional, David Merino; el delegado de la Junta de Comunidades en Toledo, Javier Nicolás; el director provincial de la Consejería en esta provincia, Pascual Aguado, y el presidente de la Diputación provincial toledana, Álvaro Gutiérrez.

Este remate permite enlazar la autovía de la Sagra directamente con la carretera CM-4001, conexión que hasta ahora se realizaba mediante un rodeo de unos 7 kilómetros de longitud por la carretera CM-4004 que atraviesa parte del casco urbano de Añover de Tajo. La obra mejora notablemente el nudo de comunicaciones de la autovía de la Sagra en su extremo meridional, optimizando las comunicaciones por carretera tanto con Toledo desde la AP-41 hacia el Oeste como con la autovía de Andalucía hacia el Este, dando servicio directo a poblaciones que superan conjuntamente los 80.000 habitantes en una de las zonas industriales más atractivas para las empresas del centro peninsular.

De la Cruz ha destacado durante el acto de inauguración que los 900 metros construidos suponen en realidad poner en servicio aproximadamente los últimos 3 kilómetros de la autovía, ya que había más de 2 kilómetros «que no conectaban con ningún sitio». Esta obra, ha dicho, da «sentido a la autovía», indicando que el trecho abierto a partir de hoy al tráfico mejorará la circulación en la zona y será «beneficioso para toda la comarca de la Sagra», un potente núcleo económico «para la provincia de Toledo y para la región». Elena de la Cruz considera que el trayecto final de la carretera duplicará el número de usuarios diario con esta conexión porque «va a propiciar que el tráfico se normalice, que los vehículos puedan seguir su curso natural», ya que la carretera «no tenía un final».

Nuevo tramo inaugurado en la Autovía de La Sagra
Nuevo tramo inaugurado en la Autovía de La Sagra - Ana Pérez Herrera

La obra llevada a cabo consiste en un ramal de 900 metros de longitud en el que se han invertido 2,2 millones de euros y que realiza una transición de las dos calzadas separadas de la autovía a una sola calzada. Una vez concluida esta transición, se define un tramo de unos 430 metros de calzada única de tres carriles, uno de bajada en sentido CM-4001 y dos de subida para la incorporación a la CM-43, ya que la pendiente máxima es del 5%, lo que ha llevado a los técnicos a considerar aconsejable la disposición de un carril adicional para disminuir la incidencia en el tráfico de los vehículos lentos. También se ha construido una nueva estructura en el ramal principal para salvar el principal escollo técnico: el cruce sobre el Canal del Jarama.

El tramo inaugurado este lunes entronca con el kilómetro 23,5 de la carretera CM-4001 mediante una glorieta circular de dos carriles con un radio interior de 25 metros. Actualmente, la CM-43 presenta una intensidad media entre la A-42 y Alameda de la Sagra de 4.570 vehículos diarios, cifra que la Dirección General de Carreteras considera que se incrementará con la puesta en servicio del enlace definitivo.

La Autovía de la Sagra está compuesta por dos tramos. El primero, situado al Norte, fue abierto al tráfico en mayo de 2011 y tiene 29,5 kilómetros de longitud entre la Autovía de Extremadura (junto a Valmojado) y la carretera que une Madrid con Toledo (A-42). El denominado tramo II arranca en ese punto y tiene dos ejes divergentes que terminan en la CM-4001. El primero de dichos ejes comunica el Tramo I desde la A-42 con la CM-4001 en el entorno de la localidad de Añover de Tajo, mantiene la designación de CM-43 y se prolonga a lo largo de 16 kilómetros, finalizando antes de alcanzar el canal del Jarama. Ahora se ha rematado con el tramo de 900 inaugurado. Presta servicio directamente a los municipios de Numancia de la Sagra, Pantoja, Alameda de la Sagra y Añover.

Nuevo tramo

Con respecto al tramo norte que falta por construir, la consejera ha recordado que «estaba licitado en 2011» pero el Gobierno anterior tomó la decisión de no construirlo e indemnizar a los adjudicatarios con «cerca de 3 millones de euros por no construir ni un solo kilómetro». La consejera ha recordado que esa cifra se suma a los cerca de 14 millones de euros que el Ejecutivo autonómico ha pagado en concepto de indemnizaciones por carreteras cuyos contratos se rompieron unilateralmente y por los que las empresas reclamaban alrededor del triple: 45 millones de euros.

«La voluntad del Gobierno de Emiliano García-Page es utilizar cada euro del contribuyente en construir carreteras, no para pagar por indemnizar», ha afirmado. De la Cruz ha dicho además que el Gobierno regional «estará muy pendiente» de la posible continuación de la A-40 entre Toledo y Ocaña por parte del Ministerio de Fomento, ya que «queremos que este segundo ramal desemboque en la A-40 para que la Sagra esté bien comunicada y siga siendo un motor económico» de primer orden.