Autovía de la Sagra CM-41, a la altura del la salida de la A-42.
Autovía de la Sagra CM-41, a la altura del la salida de la A-42. - Ana Pérez Herrera

Fomento estudia completar la autovía de La Sagra

Se aprovecharía un nuevo planteamiento del Ministerio para cerrar la A-40

ToledoActualizado:

El director general de Carreteras y Transportes del Gobierno de Castilla-La Mancha, David Merino, ha comparecido en la Comisión de Fomento de las Cortes regionales para dar cuenta de la actuación del Ejecutivo en materia de carreteras, donde a preguntas del diputado de Podemos José García Molina, ha dicho sobre la autovía de La Sagra que se está estudiando completar la infraestructura aprovechando un nuevo planteamiento del Ministerio para cerrar la A-40 entre Toledo y Ocaña que se podría compartir.

Así, ha relatado que el proyecto inicial constaba de varios tramos, uno de ellos ya acabado y en servicio entre Valmojado e Illescas y un segundo con dos ramales, uno entre Illescas y la conexión a la CM-4001 --del que falta un pequeño tramo-- y otro desde Illescas hasta cerca de Borox y Esquivias.

En la pasada legislatura entró en servicio el primer tramo y se quedó pendiente el ramal superior hasta Borox y Esquivias, pero el Gobierno del PP «paralizó la obra y rescindió el contrato» pese a que la mitad de ese tramo «ya tenía el movimiento de tierras hecho».

Merino ha explicado que hace tres meses se adjudicó la asistencia técnica para solventar la obra haciendo una sola calzada que comunicara el tramo ya en servicio con el tramo de Borox, y ahora «se ha contratado un nuevo estudio informativo» para culminar dicho ramal norte.

En estos momentos, el Ministerio de Fomento «ha sacado un nuevo estudio informativo de la A-40 entre Toledo y Ocaña que va a estudiar una nueva solución por el otro lado del río Tajo», una «buena solución» de la que se puede aprovechar el tramo que falta de esta infraestructura para conectarse hasta la Radial 4 a la altura de Ocaña, «lo que daría operatividad completa a La Sagra».

«Vamos a ser capaces de desahogar el tráfico de la CM-4011 entre Seseña, Yeles e Illescas, y entendemos que parte de ese tráfico se podrá incorporar a través del ramal nuevo que estamos redactando», ha considerado.

Retomando la autovía Albacete-Cuenca

A preguntas del diputado del PP Francisco Núñez, Merino ha ofrecido datos sobre el proyecto de la autovía Albacete-Cuenca, detallando que en la última legislatura de Gobierno socialista había dos tramos contratados, justo las cabeceras desde ambas capitales, que iban a costar un total de 125 millones de euros.

Fue entonces cuando el PP llegó al Gobierno y «rescindió los contratos», lo que ha supuesto unas indemnizaciones de siete millones de euros que se han tenido que pagar «sin hacer ni un solo kilómetro de carretera».

Según ha dicho, si los proyectos no se hubieran paralizado ya habría en servicio 60 kilómetros de autovía. Ahora, el proyecto se encuentra con un desarrollo «similar» al del pasado aunque «más ajustado en lo económico».

«Habrá que hacerla por fases y por calzadas. Ahora se está terminando el documento para someterlo a la Declaración de Impacto Ambiental. Seguimos trabajando para tener un proyecto acabado para cuando la situación cambie», ha indicado.

Toledo-Ciudad Real

El Grupo Popular también ha preguntado por más infraestructuras de gran calado como la autovía entre Toledo y Ciudad Real, proyecto sobre el que ha recordado que ya tenía las declaraciones de impacto ambiental pero que está bloqueado.

En este sentido, ha apuntado que cuando el Ministerio de Fomento desbloquee la situación, la Comunidad Autónoma podrá acometer el tramo que le corresponde desde la Autovía de los Viñedos hasta el enlace con la Nacional-401.

Continuando con proyectos de grandes carreteras, se ha referido a la de la Alcarria, a preguntas del PP, ante lo que ha insistido en que es el Ministerio de Fomento quien tiene que hacerse cargo de ella.

«La Junta y el Ministerio firmaron un convenio por el cual, a cambio de asumir la Comunidad Autónoma la N-320 entre Cuenca y Albacete, se comprometían a hacer esta autovía», ha recalcado, enfatizando que los proyectos «están ya redactados».

Así, ha abundado en que Castilla-La Mancha ya cumplió su parte del convenio por el cual se hizo cargo de 120 kilómetros de carretera «con el puerto de La Tórdiga en medio» y todavía no se ha recibido «ninguna contraprestación», ni económica ni la autovía de la Alcarria.

Por último, en cuanto a la autovía del IV Centenario, ha sostenido que toda vez que se ha puesto el primer tramo en servicio, se rescindió por parte del Gobierno del PP un contrato que ahora tiene que volver a ponerse en marcha desde Almagro. «Es una pena, si se hubiera hecho en su momento tendríamos ya la autovía en servicio», ha lamentado.

En todo caso, David Merino ha puesto el acento en que en materia de gestión de carreteras la principal idea es «mantener las infraestructuras en buenas condiciones de seguridad, calidad y comodidad», y ahora toca simplemente «ir haciendo proyectos para acometerlos cuando haya disponibilidad presupuestaria».