Núlñez posa para ABC en la sede toledana del PP
Núlñez posa para ABC en la sede toledana del PP - A.P. HERRERA

Paco Núñez: «Nosotros sabremos negociar y pactar para recuperar la Junta»

Vehemente y campechano (alguno le llama el «nuevo Bono»), el presidente de este partido en Castilla-La Mancha no para desde que relevó a Cospedal al frente de un «nuevo PP». Ya busca sede para dejar la de Buenavista, anticuada e inaccesible

ToledoActualizado:

La sede toledana del PP de Castilla-La Mancha permanece obsoleta e inaccesible, escondida a la realidad, lo que contrasta con los nuevos tiempos de un partido que ha pasado la página de María Dolores de Cospedal, incluso la de Vicente Tirado, y que ahora dirigen un puñado de millenials que de la noche a la mañana han ocupado los asientos de sus mayores.

¿El salto de generación en el PP de Castilla-La Mancha no merece una nueva sede?

Estamos en ello, intentándolo, buscando sitios que nos encajen en el presupuesto y en esa idea de una sede abierta y accesible en la que va a participar todo el mundo.

Aún sigue colgada en la pared la foto de Rajoy con el lema «España en serio» y la de María Dolores de Cospedal. ¿No piensa cambiarlas?

Tampoco soy mucho de llegar a los sitios y quitarlo todo, no es lo que más me preocupa ahora mismo. Me preocupa más que el partido arranque y mi manera de hacerle funcionar. No me preocupa tanto si hay una foto o un logo; me preocupa que la sede esté en la calle, que sea accesible y nos permita acercarnos al ciudadano.

Tras su elección como presidente, estaba pendiente si Carlos Velázquez, su rival en las primarias, iba a integrarse o no en su equipo.

Carlos está en el comité ejecutivo regional y tiene que jugar un papel fundamental en el partido porque es una persona muy válida. Ayer yo reivindicaba la figura de Carlos como portavoz adjunto en las Cortes.

¿Pero él está convencido, se han cerrado las heridas?

Absolutamente convencido. Ya no hay heridas que cerrar, nosotros ya estamos trabajando en la unidad. Ha habido una normalidad muy intensa en el proceso de primarias, más de lo que todo el mundo se piensa.

Pero esos choques, esas presiones...

Si queremos primarias tenemos que normalizar que haya candidatos, que haya discursos, que haya apoyos, que haya votación y que te voten o no. Eso son las primarias.

No teme que esa herida pueda perjudicarles en la provincia de Toledo?

Estoy absolutamente convencido de que la provincia de Toledo está trabajando a una para ganar las elecciones municipales y autonómicas, pero convencido de verdad.

¿Teme el PP a Vox de cara a esos comicios?

No, yo creo que el PP tiene que ser el PP y tiene que copar el espectro político del centro-derecha español. Tiene que ser capaz de tener un discurso apoyado en nuestros valores y principios para aglutinar todo el voto. El PP puede hacer frente al Gobierno de Pedro Sánchez en España y al de García-Page en Castilla-La Mancha. Cuando el voto de dispersa, Podemos puede acabar siendo protagonista del gobierno, como pasa ahora.

¿Cospedal es el pasado?

No, Cospedal es una persona que ha sido capaz de recomponer el PP y convertirlo en un partido ganador, y que ahora ha dado un paso al lado para que otra generación asuma la dirección. Y me ha tocado a mí encabezarla.

¿Le da vértigo el relevo?

Me da vértigo porque hay mucha responsabilidad. Cospedal cogió un partido dividido en cinco reinos de taifas, donde las direcciones provinciales eran las que mandaban casi a espaldas de la dirección regional, y que nunca había ganado elecciones, precisamente por esa desunión. Cospedal lo transformó en un partido unido y fuerte que ha ganado las últimas elecciones, generales, autonómicas, europeas..., todas. Creo que hay que mantener esa fortaleza y esa unidad, y hay que modernizar el partido, darle vanguardia. Yo soy un hombre del siglo XXI por la edad que tengo, que me criado en el siglo XXI y tengo que darle esa impronta al partido, pero desde la responsabilidad de mantener esa unidad y esa moral de victoria.

¿En qué se va a diferenciar el PP de Núñez del de Cospedal?

Para empezar, es una generación distinta. Yo cumplí la mayoría de edad en el año 2000, y por lo tanto toda mi madurez política es en el siglo XXI y todo lo ocurrido recientemente en España para mí forma parte de la historia porque no la he podido vivir, porque nací en 1982 y eso ya te diferencia. Nosotros venimos a refundar, junto con la dirección nacional, el centro derecha español, y lo vamos a hacer de la mano de los afiliados, de la sociedad civil, y con un partido que esté permanentemente en la calle. Es el nuevo PP.

Es usted un hombre vehemente, incluso un poco populista, y he escuchado a alguien decir que es como un «nuevo Bono». ¿Qué opina?

(Risas). No, no lo he oído, pero yo soy un hombre que tiene unos principios sólidos, que estoy en el PP por convicción ideológica, y que defiendo aquello en lo que creo, y que cuando creo que se cometen injusticias las denuncio y lo hago con fortaleza. Y al PSOE le molesta, y a Page le molesta, que haya personas que puedan defender opiniones distintas a la suya y que además lo hagan con convicción, con argumentos y con fortaleza, pero yo creo que mis principios son los que sustentan mi vida, estoy en el PP por la defensa de mis valores, y defenderé esos temas siempre con vehemencia y fortaleza.

¿Cree que Page es un buen discípulo de Bono, como le llaman?

Bono está a años luz de Page. Page es un acólito de Sánchez. Page ha sido uno de los grandes fracasos de la política castellano-manchega desde la Transición hasta nuestros días. Page se vendía él como discípulo de Bono y lo que ha acabado demostrando es que es un discípulo de Sánchez. Es uno de los episodios más dramáticos de la política castellano-manchega, un presidente sin ilusión, sin compromiso, sin apego a su tierra, un presidente con un discurso vacío, entregado a Podemos, un presidente que ahora está haciendo lo que dice Pedro Sánchez.

¿Cree que la coalición con Podemos está afectando muy negativamente a los ciudadanos de la región?

La entrada de Podemos, del populismo y el comunismo, al Gobierno de Castilla-La Mancha es una mala noticia para nuestro campo, nuestra agricultura, nuestra industria, nuestra imagen como Comunidad autónoma, para el desarrollo de nuestra educación. Ese ataque a la educación concertada, ese ataque a la Iglesia Católica del Gobierno de Page, esas reuniones del vicepresidente de la Junta y líder de Podemos con Oriol Junqueras en Cataluña, a mí me avergüenza. O cuando se dice que se va a eliminar el presupuesto de la educación concertada, a mí me da pánico.

De momento, no se ha eliminado.

Bueno, está reduciendo progresivamente el presupuesto tal y como firmaron en un acuerdo. Por lo tanto la entrada de Podemos en el Gobierno regional me da pánico, y que Emiliano García-Page esté, por un lado, rendido a los intereses de Podemos, y por otro lado, a Pedro Sánchez, me da más pánico.

El líder de su partido, Pablo Casado, ha dicho que el Gobierno de Sánchez está negociando los presupuestos generales del Estado (PGE) en la cárcel.

A mí, que vaya Podemos, el socio de Sánchez y Page, a buscar el apoyo de los independentistas a la cárcel me parece surrealismo extremo. Pienso en el agricultor que está trabajando las tierras manchegas y viendo que su Gobierno autonómico está protegiendo al independentismo a través de Pedro Sánchez, y se me ponen los pelos de punta.

Con respecto a los Presupuestos de la Junta para 2019, ¿tiene alguna noticia de si se aprobarán?

No sabemos nada. Nosotros siempre hemos estado abiertos a negociar los presupuestos y tenemos unos principios muy básicos: hay que bajar impuestos, poner el dinero en la mano de los castellano-manchegos, favorecer la economía, ayudar a los agricultores, mejorar la educación…Hemos hecho incluso ofertas en algunos momentos para hablar de los presupuestos de Page vinculados con la mejora de la Función Pública y de la sanidad, pero Page lo ha desoído siempre y los ha pactado con Podemos, a quien ha dado una Vicepresidencia y una consejería.

¿Cree que en Castilla-La Mancha Podemos impondrá a Page los presupuestos al igual que hace a nivel nacional con Pedro Sánchez ?

Aquí ya ha sido lo mismo, Podemos marca la línea presupuestaria a Page, aunque después no lo ejecuten y no se lleve a cabo lo presupuestado. Mientras que Podemos esté en el Gobierno, Page no quiere pactar nada con el PP. Está más cómodo con ellos y, además, replica la figura nacional, donde Pedro Sánchez gobierna con Podemos.

¿Cree que escenificarán la ruptura antes de las elecciones de mayo?

Bueno, seguro que hay algún teatrillo. El divorcio y la reconciliación ha sido una muestra del Gobierno de Page y Podemos y seguro que hay una escenificación de ruptura, pero será falsa, porque en realidad lo que hay es un gobierno de coalición.

Por intuición o por encuestas internas del PP. ¿Qué panorama podría dibujar en esa noche electoral?

Nosotros no tenemos encuestas, lo digo con sinceridad, pero lo que se palpa en la calle es que la gente está totalmente defraudada con Emiliano García-Page, un presidente que ha estado prometiendo medidas, obras y planes que al final han quedado en meros anuncios. La gente está desilusionada con un presidente que ha ido a los pueblos a mentir, y que lo único que ha hecho es apuntalar su gobierno. Page dijo antes de ser presidente que jamás pactaría con Podemos: primera mentira. También dijo que si Susana Díaz no ganaba las primarias, él dejaría la política, aunque luego lo matizó diciendo que no volvería a ser candidato: segunda mentira, porque ni ha dejado la política y ya está elegido como candidato. Y al día siguiente se va con Pedro Sánchez y le dice qué necesitas, cómo lo hago, con quién pacto para que estés cómodo conmigo.

¿Qué percibe usted en la calle?

Yo percibo mucha falta de seriedad del gobierno de Page y por el contrario creo que hay una ilusión tremenda en el PP. En estos días que he recorrido Castilla-La Mancha he visto mucha ilusión en nuestra gente, mucha moral de victoria, y el convencimiento pleno de que el PP va a ganar las próximas elecciones.

¿Cuenta con que tendría que pactar quizá con Ciudadanos?

Yo he gobernado en el Ayuntamiento de Almansa en minoría, en coalición con un partido independiente y con mayoría absoluta. Tengo la experiencia de haber sido alcalde de una ciudad importante como Almansa en las tres versiones. Nosotros sabremos pactar y negociar en el caso de que sea necesario para recuperar la Junta. Estaremos abiertos a cualquier tipo de negociación que ponga por delante y por encima de todo a los castellano-manchegos, pero aspiramos a gobernar con mayoría y en coalición con la sociedad. Quiero que mis socios de gobierno sean los castellano-manchegos, las asociaciones, los colectivos, los representantes de la sociedad civil. En el Gobierno de la región hay que ser muy serios y hoy Page gobierna con la extrema izquierda.

¿En qué medida cree que puede influir la actual política nacional en las elecciones?

Yo creo que en Castilla-La Mancha influye bastante, no solo porque hay dos provincias muy vinculadas con Madrid, como son Toledo y Guadalajara, sino porque la política nacional hoy tiene un protagonismo mediático muy alto seguramente porque Pedro Sánchez es uno de los presidentes, junto con Zapatero, más perniciosos para la historia de nuestro país. Está cometiendo errores de bulto, está tratando el tema de Cataluña de manera muy perjudicial para los intereses del resto de España, porque ha pactado los resupuestos con Podemos, que hace cosas como subirle la cuota a los autónomos. La gente está viviendo la política nacional con mucha intensidad y con mucho miedo y en Castilla-La _Mancha la preocupación es que Page esté siguiendo a este señor.

Pero imagínese que Pedro Sánchez consigue aprobar los PGE. ¿Podría eso beneficiar a Page?

Que esté Pedro Sanchez en el Gobierno central nos perjudica a todos y como para mí está antes España que el PP y antes esta región que el PP, que esté Sánchez en el Gobierno es una mala noticia para todos. Si se aprueban, serán unos presupuestos que suben a los autónomos la cuota y a toda la clase media, son perjudiciales para Castilla-La Mancha, y lo hará con los votos de los diputados socialistas de Castilla-La Mancha. Page sabrá qué instrucciones da a sus diputados.

¿Cómo va el proceso de elección de candidatos a alcaldías? Por cierto, ¿quién le gusta más Claudia Alonso o Jesús Labrador?

Me gustan mucho los dos, pero dicho esto la dirección nacional del PP ya ha aplazado una convención de diciembre a enero con motivo de las elecciones andaluzas, y eso nos ha permitido a las direcciones regionales que los candidatos que tenían que estar propuestos para el diciembre lo sean para el 18 0 20 de enero, con lo cual hemos ganado un mes. El comité de dirección del PP regional ha iniciado ya sus trabajos, y de la mano de los presidentes provinciales y del partido regional se va a empezar a trabajar con las direcciones provinciales y locales para encontrar los mejores candidatos. El candidato de Toledo lo elige el comité electoral nacional a propuesta de la dirección regional del partido. Vamos a escuchar en cada sitio a quien está, a los afiliados, a la sociedad civil, para elegir la mejor opción.

Le ha dado un papel protagonista a mujeres en su grupo de dirección. Claudia Alonso como portavoz y la secretaria general, Carolina Agudo, que no era muy conocida hasta ahora por sus intervenciones en las Cortes. ¿Por qué la ha elegido?

Yo he pedido a los mejores que ocupen los puestos de mayor importancia sin pensar en si son hombres, mujeres, jóvenes, menos jóvenes, si tienen más o menos historia. Creo en la meritocracia.

¿No está muy de acuerdo con las políticas de igualdad?

Creo que la mejor política de igualdad es poner siempre al mejor y en este caso he puesto para ser secretaria general a una mujer joven. Y es la mejor porque es una mujer preparada, con una larga trayectoria en el partido, con un buen conocimiento de la región porque ya lo ha trabajado en su época de NNGG y de diputada regional. Tiene valentía para afrontar este reto y capacidad de organizar equipos, de escuchar, de relacionarse con los medios de comunicación, de liderar los partidos provinciales y locales junto conmigo como presidente regional, y por lo tanto yo creo que hemos acertado plenamente con la elección de la secretaria general. Carolina es mi mano derecha en el partido regional.

Derogación del trasvase algún día, ¿sí o no?

Tenemos que conseguir dos cosas: que se despolitice el discurso del agua para que se tecnifique y se mejore y, segundo, que seamos capaces de tener un gran acuerdo en materia de agua desde la despolitización y el acuerdo, y el acuerdo se consigue sin demagogia. Hay que sentarse en una mesa todos los actores políticos, técnicos y afectados. Y conseguir un acuerdo que garantice a Castilla-La Mancha agua suficiente para atender nuestros recursos, que mejoremos las reservas hídricas de nuestros pantanos, los caudales ecológicos y la capacidad que tenemos de utilizar el agua que tenemos en nuestra tierra.

¿A usted no le da pena cada vez que hay una derivación que se vaya el agua para el Levante?

Page ha sido el presidente más trasvasista de la democracia, ha traspasado 100 hectómetros cúbicos este verano. Me da pena que Castilla-La Mancha no tenga un acuerdo nacional que nos garantice el agua suficiente desde un pacto consensuado y despolitizado.