Los empleados de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, a las puertas de la institución
Los empleados de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, a las puertas de la institución - ANA PËREZ HERRERA

Los empleados de bibliotecas de la región anuncian cuatro sábados de huelga desde el 20 octubre

Felpeto se compromete a hablar con los trabajadores para conocer sus reivindicaciones

TOLEDOActualizado:

Una quincena de trabajadores de la Biblioteca de Castilla-La Mancha se han concentrado para reclamar un acuerdo con la Junta que garantice la mejora de las condiciones laborales de este colectivo que roza los 200 empleados personas en la Red de Bibliotecas, y han anunciado cuatro jornadas de huelga los sábados desde el 20 de octubre.

Representantes de los sindicatos CCOO, CSIF e Intersindical han informado en rueda de prensa de la situación de los casi 200 empleados de la Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha, 50 de ellos de la Biblioteca regional, ubicada en el Alcázar de Toledo.

El representante de STAS Gustavo Fabra ha anunciado que las movilizaciones en las bibliotecas de la comunidad dependientes de la Junta se concretarán en cuatro huelgas que tendrán lugar los sábados 20 y 27 de octubre y 3 y 10 de noviembre con el objetivo de reivindicar la mejora de sus condiciones laborales.

Fabra ha lamentado que se han preparado distintos actos para conmemorar el vigésimo aniversario de la Biblioteca de Castilla-La Mancha (16 de octubre) pero «nadie se ha preguntado sobre la situación en la que se encuentra la plantilla» que, según ha explicado, se caracteriza por la ausencia de mejoras para los empleados tras los «enormes recortes de Cospedal» que después de tres años de Gobierno socialista «no se han solucionado».

El portavoz de STAS ha subrayado que la determinación de los trabajadores pasa por «aguantar los cuatro días de huelga» a no ser que la Dirección General de Función Pública y la Consejería de Educación les convoquen a una reunión para solucionar la situación dado que «no han hecho ni caso» para encontrar una solución. En ese sentido, se ha mostrado confiado en el «talante de negociación» del consejero de Educación, Ángel Felpeto, y ha apuntado al titular autonómico de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, como «el nexo o foco de los conflictos en la función pública en esta legislatura».

Ha alertado del «grave problema estructural» en las bibliotecas tanto de plantillas como de horarios y niveles, y ha citado como ejemplo que la falta de personal ha provocado el cierre de la hemeroteca de la biblioteca provincial de Guadalajara.

Por su parte, el responsable de CCOO Ramón González ha aludido a la «carencia» de personal y ha lamentado que el Ejecutivo castellanomanchego incumple sus compromisos con el personal de las bibliotecas a través de «la no cobertura de jubilaciones, de bajas y otras situaciones». Asimismo, la dirigente del CSIF Victoria Ortiz ha insistido en la necesidad de cubrir las plazas vacantes debido a que algunas se están cubriendo con personal de otras consejerías, horarios racionales y la ampliación de la plantilla.

Por su parte, el consejero de Educación y Cultura, Ángel Felpeto, ha anunciado que se pondrá en contacto con las direcciones de las bibliotecas y con sus representantes sindicales para conocer de cerca cuáles son las reivindicaciones que han llevado a estos últimos a convocar cuatro jornadas de huelga. El consejero ha reconocido que ha tenido conocimiento de estas quejas a través de las organizaciones sindicales y ha puntualizado que, hace muy pocos días, mantuvo una reunión periódica de gestión con los directores y directoras de bibliotecas en la que no se habló de este asunto. «La verdad es que no tenía noticia ni a la Consejería nos ha llegado nada sobre este tema concreto motivo de la huelga, que parece que está relacionado con el trabajo de los sábados», ha puntualizado Felpeto.