Éxito de la Armada, Ejército del Aire y Policía contra el narcotráfico en Canarias

Un juzgado de Galicia ordena el ingreso en prisión de siete marineros de una embarcación cargada con 1.500 kilos de cocaína que iba a la Península

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

El Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo ha decretado esta semana el ingreso en prisión de los siete marineros de una embarcación cargada con 1.500 kilos de cocaína que ha sido interceptada en aguas internacionales cercanas a Canarias.

El barco apresado, que iba con una vía de agua y se encontraba visiblemente deteriorado, había partido de Brasil, y su tripulación «conocía el fin de su viaje». La Armada y el Ejército del Aire han colaborado en la localización y abordaje del barco apresado entre Canarias y Cabo Verde, concretamente a unas 700 millas (casi 1.300 kilómetros) del archipiélago español, en una operación que no ha culminado, ya que especialistas del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas de la Policía (GOIT) inspeccionarán la embarcación en busca de más droga.

El juez ha tomado esta decisión después de tomarles declaración el domingo por vía telemática cuando aún estaban en alta mar, detallan las fuentes. Se trata de un barco pesquero sin pabellón que partió de Brasil con dirección a España, que ha sido abordado por el GEO de la Policía Nacional.

Los 1.500 kilogramos de cocaína de gran pureza que transportaba han sido desembarcados en el Arsenal Militar de Las Palmas iban a ser trasvasados a otro barco que ya está identificado.

Rel jefe de Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado (Greco) de la Policía Nacional en Galicia, Emilio Rodríguez, apunta que que los siete ocupantes del barco, todos de nacionalidad brasileña, han sido detenidos por una investigación iniciada hace meses por el Juzgado número 4 de Vigo.

Las pesquisas desarrolladas por las policías española, brasileña, portuguesa y británica en torno a este grupo criminal, con el que colaboraba un equipo gallego, encargado del transporte de la droga, permitió determinar que el objetivo era introducir la sustancia estupefaciente en España, ha asegurado el inspector jefe.

Los 1.500 kilogramos de cocaína de gran pureza interceptados hace días en un pesquero sin bandera que navegaba en aguas internacionales cercanas a Canarias, y que ha sido desembarcada en el Arsenal Militar de Las Palmas, iba a ser trasvasada a otro barco que ya está identificado.