Imagen de archivo de un grupo de buitres disputándose el cadáver de un animal
Imagen de archivo de un grupo de buitres disputándose el cadáver de un animal - Efe
Sucesos

Denuncian un ataque masivo de buitres a un rebaño en las Cinco Villas

Murieron 25 ovejas y otras 12 quedaron malheridas. El dueño del rebaño lo ha denunciado ante la Guardia Civil y exige ser indemnizado por la Administración autonómica

ZaragozaActualizado:

Un presunto ataque masivo de buitres a un rebaño de ovejas en Tauste (Zaragoza) ha despertado la alarma en el sector ganadero de las Cinco Villas. El propietario del rebaño ha denunciado lo ocurrido ante la Guardia Civil y exige ser indemnizado por la Administración autonómica, dentro de las ayudas que establece la Comunidad autónoma para ganaderos que sufren daños por fauna salvaje.

El ataque se saldó con 25 ovejas muertas y otras 12 malheridas. En declaraciones a Heraldo de Aragón, el ganadero afectado, Gregorio García, ha insistido en que no tiene dudas de que el ataque fue obra de una bandada de buitres de las que suelen merodear por esa zona en busca de carroña. De hecho, su rebaño estaba en un cercado próximo a un muladar y, según ha explicado el ganadero, hace años que han visto con inquietud cómo los buitres se aproximaban a sus ovejas y que incluso sufrieron un ataque hace siete años.

Ahora, afirma que el estado en que quedaron los cuerpos indica claramente que fue obra de buitres. «Las heridas no son de perro porque serían mordeduras en las que se aprecian los colmillos superiores e inferiores, y no agujeros como se ven en los animales», ha explicado al rotativo aragonés.

Desde hace años se vienen alzando voces desde el sector ganadero que alerta de un cambio en los hábitos de los buitres, al detectarse ataques a animales vivos en vez de a cadáveres o a animales agonizantes. Es decir, apuntan a que sus hábitos carroñeros habrían ido dejando paso a un componente depredador.

La gravedad de lo ocurrido a este rebaño de Tauste ha hecho cundir la preocupación en el sector ganadero de la zona. La cooperativa ganadera de la que es socio este ganadero ha decidido reunirse de urgencia para analizar lo ocurrido y adoptar una decisión al respecto.

El ganadero se encontró con un macabro espectáculo cuando, el pasado viernes, acudió a dar de comer a sus ovejas. Se encontró los cadáveres de 25 de sus animales repartidos por el interior de ese cercado y cuyos cuerpos habían quedado prácticamente en los huesos. Otras 12 presentaban graves heridas.