Las máximas van a instalars por encima de los 40º en buena parte de Aragón hasta el lunes - Fabián Simón | Vídeo: ATLAS
Sociedad

Aragón se convierte en el horno de España, con máximas de hasta 45º

Un «despistado» anticiclón de las Azores, causa de la ola de calor extremo que se ceba con el Valle del Ebro

ZaragozaActualizado:

Aragón encara unos días de calor extremo, sofocante, de récord. Desde este miércoles hasta el lunes, el Valle del Ebro va a ser el auténtico horno de España, con temperaturas que superarán todos esos días los 40º de máxima y que, en la jornada más severa, llegará hasta los 45º en algunos puntos. Andalucía, y el especialmente tórrido Valle del Guadalquivir, van a verse sobrepasadas en esta ocasión por Aragón, y va a ser así por una curiosa combinación de variables meteorológicas, cuyo origen está en un «despistado» anticiclón atlántico.

Lo habitual en verano es que ese anticiclón se localice en las Azores. Esa posición es la que desencadena el cuadro típico estival en al Península: calor severo en el sur, pero entrada de vientos de componente norte que refrescan la Cornisa Cantábrica y dejan sentir sus efectos en zonas de la mitad superior del país.

En esta ocasión, sin embargo, ese clásico anticiclón anda, por así decirlo, descentrado. «No está en las Azores sino mucho más arriba», explica el delegado en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rafael Requena. Y ese lugar que ocupa ahora el anticiclón del Atlántico condiciona que haya una borrasca al oeste de la Península, que «favorece vientos de componente sur y potencia la entrada de una masa de aire africana que entra en España por la mitad oriental» en vez de a través de Andalucía. Y, encima, no hay atisbo alguno de cierzo, que cuando sopla –por flojo que sople- ayuda a moderar las temperaturas en verano –y acentúa la sensación térmica del frío en invierno-.

En resumen, que la masa de aire que trae el calor extremo durante estos días acaba azotando más al Valle del Ebro que al del Guadalquivir. De ahí que esta sofocante ola vaya a dejar temperaturas de récord en esta parte de Aragón, una amplia franja de la región que abarca desde el sur de la provincia de Huesca al norte de la de Teruel y, sobre todo, el eje central del Ebro, con Zaragoza como gran urbe.

«Este episodio está marcado por dos singularidades: las temperaturas extremas y su persistencia, porque va a durar muchos días», afirma Requena. Según este meteorólogo, «es prácticamente seguro que vamos a batir el récord histórico de temperaturas que tenemos registradas en el mes de junio», que hasta ahora están en los 41 grados alcanzados en Zaragoza el 21 de junio de 1965, los 39º que se registraron en Huesca el 28 de junio de 1986, y los 38 de máxima que se dieron en Teruel un mes de junio de hace más de 15 años. «Y está por ver si batimos el récord absoluto de temperaturas máximas», indica Requena, porque todo es posible ante la sofocante potencia con la que asoma esta ola de calor. El récord absoluto de Zaragoza se dio el 7 de julio de 2015, cuando la Aemet certificó 44,5 grados en la capital aragonesa.

La ola de calor llega este miércoles, pero lo peor arranca este jueves, el día de más calor podría ser el sábado, todo apunta a que la situación se mantendrá también el domingo y podría extenderse también al lunes.

45º en Caspe y mínimas de 26º en Zaragoza

Zaragoza capital será un horno, pero habrá muchos más. Por ejemplo, la localidad de Caspe. La Aemet le augura máximas de 44 grados el viernes, 45 el sábado y 43 el domingo. En Fraga, al sur de la provincia de Huesca, se prevén 44 grados el viernes y el sábado, y 42 el domingo. Otro ejemplo, Calatayud, en el zaragozano Valle del Jalón. En esta ciudad la Aemet espera máximas de 41 grados el viernes, 42 el sábado y 41 el domingo.

En Zaragoza capital el calor será de órdago, y durante días. De hecho, la Aemet cree que el lunes seguirá superando los 40º de máxima. Y lo que es peor: no refrescará por la noche, porque el termómetro no bajará de los 22-23º durante todos estos días. Para este jueves se prevé en Zaragoza capital una mínima de 22º y una máxima de 42º. Para el viernes, entre 23º y 43º. La noche del viernes al sábado la temperatura no bajará de los 26º en Zaragoza, y el sábado se alcanzarán los 44º de máxima. El domingo repetirá máxima, y la mínima será de 22º. Y el lunes continuará el calor sofocante en la capital aragonesa, con una mínima prevista de 23º y una máxima de 41º.