Rubalcaba se adelanta a Chacón y anuncia ya su candidatura para liderar el PSOE

Vara asiste hoy a un acto con ella en Extremadura, y Griñán dice que Rubalcaba es «el más inteligente»

Actualizado:

GABRIEL SANZ /ABC

MADRID / SEVILLA

Alfredo Pérez Rubalcaba dio ayer el pistoletazo de salida en la carrera por la sucesión en el PSOE, adelantándose así a su rival Carme Chacón. Con la precisión de un reloj suizo, el entorno de Rubalcaba confirmaba a las 19.30 que optará a la Secretaría General en el 38 Congreso del partido, del 3 al 5 de febrero en Sevilla. Así, de un plumazo, eclipsaba el protagonismo de un José Borrell que, a esa misma hora, iniciaba un coloquio en la Agrupación de Majadahonda (Madrid) con Chacón presente. Rubalcaba ofrecerá mañana una rueda de prensa en la sede de UGT en Avenida de América (Madrid). Quiere contar con dos portavoces y, según señalan fuentes socialistas a ABC, uno será el diputado navarro Juan Moscoso, para anular así el efecto logrado por Chacón al atraerse al secretario general del PSN, Roberto Jiménez. Desde el entorno de Rubalcaba confirmaban anoche a ABC que habrá «varios portavoces». Mínimo, un hombre y una mujer, jóvenes los dos.

Minutos después del anuncio de las 19.30, la plataforma «Mucho PSOE por hacer» contraatacaba en un e-mail: la ex ministra estará hoy, miércoles, a las 19.15, en la sede de PSOE extremeño en Mérida con su hombre en la región, para presentar el manifiesto. Y, lo más importante, a ese acto asistirá el secretario general de los socialistas extremeños, Guillermo Fernández Vara. De confirmarse el acercamiento de Vara al «chaconismo», sería el segundo «barón», tras el vicepresidente del Gobierno navarro.

El acto de Mérida forma parte de la presentación del manifiesto «Mucho PSOE por hacer». Sus promotores más conocidos, además de Chacón los también ex ministros Cristina Narbona, Francisco Caamaño y Juan Fernando López Aguilar, viajarán por España para arropar a otros firmantes como la presidenta del PSM, Delia Blanco, o el alcalde de Soria, Carlos Martínez. Anoche, en Majadahonda, éste y Narbona estaban presentes en el acto de Borrell. El ex ministro de Felipe González reconoció que el 38 Congreso ha sido convocado «demasiado rápido» como para dar tiempo a un «rearme ideológico» del socialismo hispano.

Pero en el PSOE, y más desde el anuncio de Rubalcaba anoche, la «operación gestora» para retrasar el congreso a julio ya es una quimera. Por la mañana, él y Chacón habían asistido a la apertura solemne de las Cortes por el Rey y, en los habituales corrillos, no soltaron prenda. Ella, críptica, solo acertaba a repetir un eslogan muy del agrado de José Luis Rodríguez Zapatero, «al PSOE le sienta bien la democracia», pero se negaba a desvelar cuándo se presentará. Por la noche, tras conocer la decisión de su rival, expresó su «respeto» mientras fuentes próximas a la exministra de Defensa aclaraban a ABC que eso no va a modificar su calendario de «primero el debate y el diálogo con los militantes, y luego la candidatura». No será antes de la semana próxima.

Rubalcaba y la que fue su directora de Campaña, Elena Valenciano, viajaron ayer tarde a Sevilla para anunciar que se presenta al secretario general de la todopoderosa federación andaluza (248 de los 962 delegados al 38 Congreso), José Antonio Griñán. Este le ha garantizado una «neutralidad activa», según fuentes consultadas por Efe. En público, una hora antes de ese encuentro, Griñán seguía haciendo equilibrios para no tener que decantarse. Fueron significativos, no obstante, los grandes elogios que dedicó a Rubalcaba: «Me parece la persona más inteligente que tiene este partido. He compartido dos gobiernos con él y me parece un tipo brillante, bien formado y que tiene la pasión por la política que pocas personas tienen, quizás Felipe González».