Javier Esparza, presidente de Unión del Pueblo Navarro, que concurrió a las elecciones en la coalición Navarra Suma con PP y Ciudadanos
Javier Esparza, presidente de Unión del Pueblo Navarro, que concurrió a las elecciones en la coalición Navarra Suma con PP y Ciudadanos - Jaime García
Entrevista al presidente de UPN

Esparza: «Solo nos queda por ver a Josu Ternera pedir el voto para María Chivite»

El presidente de Unión del Pueblo Navarro siempre ha mantenido que los socialistas estaban pactando con los batasunos

Pamplona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Primero fue el acuerdo programático el 5 de julio, luego la composición de Gobierno el pasado jueves. Pero todo se aclaró el sábado cuando Bildu dio su bendición al Gobierno de María Chivite con nacionalistas y podemitas porque se había convertido en un «interlocutor prioritario». El presidente de UPN y candidato de Navarra Suma, Javier Esparza, siempre ha mantenido que bajo manga se estaba produciendo un pacto con los batasunos, como ahora se ha descubierto.

¿Qué cara se queda tras leer la carta de Bildu?

El documento deja a las claras que hay un acuerdo entre partido socialista y EH Bildu; que EH Bildu se convierte en el interlocutor prioritario y que el partido socialista nos ha engañado a todos. Ábalos dijo que ni por activa ni por pasiva querían un acuerdo con Bildu, y era mentira. El propio presidente del Gobierno dijo que no iba a haber un acuerdo con Bildu y era mentira. Hay un acuerdo con Bildu porque, si no, Bildu no se va a abstener en la investidura de la señora Chivite.

¿Qué podemos esperar de ese nuevo Gobierno?

Más política identitaria y más política nacionalista, porque el PSOE ha renunciado a todo. El documento de EH Bildu es muy interesante porque viene a situar la realidad. Primero dice que el acuerdo programático alcanzado por el PSOE, Geroa Bai, Podemos e Izquierda Ezkerra permite continuar con las políticas que se estaban haciendo. Por lo tanto, el PSN ha renunciado a su programa electoral para llegar al poder. En segundo lugar, deja claro que como no se fiaban de los socialistas hicieron que fuera un gobierno en coalición. Y éstos han tenido que tragar con un gobierno de coalición. Seguían sin fiarse y les obligaron a no sentarse con Navarra Suma. Está claro que tenemos un gobierno que está en manos de EH Bildu. Ver a Otegi pidiendo la abstención a sus militantes para Chivite tendría que invitar a que los socialistas reflexionaran. Lo que nos falta por ver es que Josu Ternera también salga mañana pidiendo el voto para ella.

¿Qué esperanzas puede tener Chivite de contar con algún tipo de apoyo de Navarra Suma?

EH Bildu es quien ha decidido que María Chivite no se siente con Navarra Suma. Por lo tanto, está en manos de EH Bildu. Tenía otras opciones, nuestra mano la ha tenido tendida desde el minuto uno. Sin embargo, ha decidido elegir otro camino sabiendo que nosotros estábamos dispuestos a llegar a acuerdos. Pero han preferido pactar con los amigos de los asesinos de ETA. La responsabilidad es de la señora Chivite y de la dirección del PSOE. Y en última instancia, como primer responsable de los socialistas en este país, de Pedro Sánchez. En Navarra no habría un pacto entre el PSOE y Bildu si Sánchez no hubiera querido.

¿Navarra Suma sigue tendiendo la mano a Chivite a una semana de la investidura?

Yo tenderé la mano hasta el último instante. Porque conformamos una mayoría, y creemos que es lo que han votado los navarros. Pero la incoherencia de estos días es absoluta. El presidente del Gobierno en funciones no puede estar diciendo que no quiere que el Gobierno de España dependa de los independentistas porque no son de fiar y permitir que el Gobierno de Navarra tenga como interlocutor prioritario a los independentistas más radicales. No puede ser que el señor Sánchez diga que hay que respetar la lista más votada y en Navarra se pisotee la lista más votada. No puede ser que él esté legitimado para gobernar este país con el 28% y en Navarra tengan que apartar a quien tiene el 37% y ni siquiera se siente en una mesa.

¿Visto lo ocurrido, considera al PSOE un partido constitucionalista?

Yo considero que el PSOE va a ser cómplice de las políticas soberanistas de EH Bildu en Navarra. El PSOE en Navarra se ha convertido en cómplice de aquellos que quieren que Navarra sea Euskadi. EH Bildu no va a renunciar a esos principios. Yo considero que el PSOE es constitucionalista. Pero desde luego, la decisión que se toma en Navarra significa un antes y un después en la política española. Porque al final estás pactando con Arnaldo Otegi. Y Otegi ha salido a pedir el voto para María Chivite. Posiblemente porque a ese proceso soberanista e independentista le interesa tener a María Chivite como presidenta.

¿Navarra Suma va a dar algún paso?

Nosotros hemos dado todos los pasos que teníamos que dar. Y ellos no han querido. Desde luego vamos a seguir tendiendo esa mano pero está claro que el PSOE ha decidido pactar con EH Bildu. Me molesta que no cuenten la verdad. Bildu ha dicho que la abstención no es gratis. A continuación piden la abstención. El partido socialista verá si quiere asumir el tener un acuerdo con los amigos de los que hacen homenajes a los presos de ETA. Pero si tú has tomado esa decisión y quieres llegar a acuerdos con ellos, cuéntalo; di la verdad, no mientas.

¿Cómo cree que la decisión puede influir en la posible investidura de Pedro Sánchez?

El señor Sánchez ha cruzado una línea roja. Por primera vez un presidente del Gobierno de España ha pactado con Bildu. Por primera vez un presidente del gobierno de España ha autorizado que Bildu sea el interlocutor prioritario de un gobierno socialista. Es una declaración de intenciones en toda regla de hacia dónde quiere llevar a España el señor Sánchez. Las declaraciones que estoy oyendo por parte del señor Casado y del señor Rivera son lo suficientemente contundentes como para que el señor Sánchez entienda que es una línea que marca un antes y un después en la política española y en la relación con los partidos constitucionalistas de este país. En los acuerdos que firmamos UPN, Partido Popular y Ciudadanos para conformar Navarra Suma, las tres formaciones nos comprometimos a no posibilitar el Gobierno del PSOE si éste se apoyaba en independentistas.