Nada sin Bildu

A las víctimas de ETA nos sorprende la irresponsabilidad y el ansia por gobernar a toda costa de una socialista navarra que conoce los funerales

Paz Prieto
PamplonaActualizado:

Con rapidez, al fracaso en la investidura de Pedro Sánchez le sigue el anuncio de un pacto para que María Chivite sea la próxima presidenta de Navarra. A este anuncio, otro de Uxue Barkos señalando que toca buscar una mayoría estable para asegurar la gobernabilidad. Y a este, otro de Bildu, que pedirá a sus bases que permitan tal nombramiento. Esta no es una buena noticia para muchos navarros y menos para la hija de un asesinado por ETA. Chivite dice que no ha pactado ni pactará con Bildu. Pero Bildu se apresura a recordarnos que será presidenta porque así lo desean. Le han hecho saber a sus gentes en una carta interna que ellos son «interlocutores prioritarios para mantener relaciones continuadas con el Partido Socialista de Navarra». Es lo que tienen las matemáticas, que dejan poco lugar a las dudas. Bildu no dio su apoyo gratis al gobierno de Barkos y tampoco lo hará al de Chivite, porque son igual de imprescindibles.

A las víctimas de ETA en Navarra no nos sorprenden ni Bildu, ni Barkos, ni Podemos con su marca navarra. Sí la irresponsabilidad y el ansia por gobernar a toda costa de una socialista navarra que conoce los funerales. Bildu sigue representando hoy a ETA. Nunca ha condenado sus atrocidades y de ella se han nutrido muchas veces sus filas, empezando por su cabeza hoy más visible. Para quienes piensen que Bildu ha cambiado, sirva esta muestra. ETA asesinó en Pamplona a veintisiete personas. Obligado por el Parlamento Foral, el anterior alcalde, de Bildu, tenía que colocar placas conmemorativas de estos asesinatos. Colocó dos. Una de ellas nombra al niño Alfredo Aguirre. A Alfredo lo mató una bomba accionada cuando Francisco Miguel Sánchez, policía nacional de 32 años y con dos hijos, comprobaba un aviso. Ambos murieron, pero en la placa sólo figura el niño. Estos son los interlocutores prioritarios.

Si a la señora Chivite le importa más ser presidenta que mantener la dignidad, las víctimas de ETA y sus familias no podemos más que sentir dolor al ver cómo se dispone a legitimar la capacidad de Bildu para intervenir en la acción de gobierno en Navarra.

*Paz Prieto es hija del teniente coronel José Luis Prieto, asesinado por ETA

Paz PrietoPaz Prieto