La Princesa, a la derecha del Rey, presencia el desfile militar en la Fiesta Nacional
La Princesa, a la derecha del Rey, presencia el desfile militar en la Fiesta Nacional

La Princesa ocupa por primera vez su lugar como Heredera

Leonor, que lució el Toisón de Oro, siguió el desfile militar a la derecha del Rey

MadridActualizado:

A punto de cumplir trece años, la Princesa de Asturias dio ayer un nuevo paso en su progresiva incorporación a la actividad institucional. Por primera vez, la hija mayor de los Reyes ocupó en el desfile militar de la Fiesta Nacional el lugar que le corresponde como Heredera de la Corona, y siguió la parada situada a la derecha del Rey, mientras que la Reina y la Infanta Sofía, se situaron a la izquierda de Don Felipe. En los años anteriores, la Princesa presenció la ceremonia militar junto a su madre y su hermana, y las tres se situaron a la izquierda del Monarca.

Estreno de la condecoración

Además, la Princesa de Asturias lució ayer sobre su vestido de cuadros escoceses la insignia del Toisón de Oro, la más alta condecoración de la Monarquía, que le impuso Don Felipe el pasado 30 de enero, cuando cumplió él cincuenta años, en una solemne ceremonia celebrada en el Palacio Real. Esta ha sido la primera vez que Leonor ha lucido la condecoración en público tras recibirla.

En el desfile militar de ayer, la Heredera de la Corona también cantó, junto al Rey, fragmentos de la marcha fúnebre «La muerte no es final», que se interpretó en el homenaje a los que dieron la vida por España.

Con las novedades introducidas ayer, ya son cuatro los momentos institucionales clave que ha vivido la Princesa de Asturias en el último año, cuando sus padres han decidido darle un mayor protagonismo como Heredera de la Corona. El primer paso tuvo lugar el 31 de octubre de 2017, cuando Leonor cumplió doce años y el Palacio de La Zarzuela difundió su primera fotografía oficial, tomada en el Palacio Real de Madrid.

Tres meses después, Don Felipe le impuso el Toisón de Oro, y el pasado 8 de septiembre, la Princesa de Asturias realizó su primera visita oficial al Principado y visitó el Santuario de Covadonga, donde dio continuidad al vínculo dinástico de los Herederos de la Corona con esta tierra.

Aunque los Reyes han acelerado este último año la incorporación de su primogénita a la actividad institucional, la Heredera de la Corona no acudirá todavía a la entrega de los premios Princesa de Asturias, que se celebrarán el próximo viernes y sábado en Oviedo. Será en el Teatro Campoamor de la capital asturiana donde la Heredera pronuncie su primer discurso en público, como hizo su padre, Don Felipe, en 1981, cuando tenía trece años.

Sin embargo, los Reyes nunca han querido poner una fecha a ese día, que llegará, según Don Felipe, cuando su hija mayor alcance una edad razonable para hacerlo. Nadie mejor que él para saber cuál es el momento oportuno.