La pobreza en España tiene rostro de mujer

Los hombres han reducido sus índices de pobreza y exclusión social tres veces más que las mujeres y, por primera vez en los últimos cinco años, hay más mujeres en riesgo de pobreza

Actualizado:

La recuperación de los niveles de pobreza en España se está dando de forma desigual en España, ya que los hombres han reducido sus índices de pobreza y exclusión social tres veces más que las mujeres y, por primera vez en los últimos cinco años, hay más mujeres en riesgo de pobreza.

En España hay 12.377.941 personas en riesgo de pobreza o exclusión social aplicando la tasa Arope. Antes de la crisis, ya eran ellas las que contaban con unos índices de pobreza más elevados pero, con la destrucción de empleo masculino a partir de 2008 en sectores como la construcción, ellos las adelantaron.

Ahora, la recuperación económica ha hecho que los hombres hayan reducido su riesgo a mayor velocidad que las mujeres, y ya en 2017 ellas cuentan con un riesgo de pobreza y exclusión social del 25,1% en la tasa Arope, mientras que la de ellos es del 22,4%, tal y como refleja el informe sobre 'El Estado de la Pobreza en España' elaborado por Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) presentado este martes en el Senado por Graciela Malgesini, responsable de Asuntos Europeos e Incidencia Política de esta entidad, y Juan Carlos Llano, coordinador del informe.

Para Llano existe una «recuperación asimétrica» con «desigualdades basadas en el género». «Lamentablemente, en el período de crecimiento actual, el proceso parece reproducirse y la tasa Arope de las mujeres vuelve a reducirse más lentamente y ya sobrepasa, otra vez, a la tasa masculina», señala el informe de la EAPN.

Pobreza y mayores

En el caso de los mayores de 65 años, las mujeres también son la cara más visible del riesgo de pobreza. Los hombres en esta situación subieron 0,8 puntos, mientras que las mujeres lo hicieron en 2,9, el triple que ellos. «La razón es, claramente, la diferencia en la cuantía de las pensiones que reciben hombres y mujeres que, además, se incrementa año a año en términos absolutos», explicó la EAPN.

Y es que las pensiones de los hombres son entre un 59% y un 63% más altas que las de las mujeres, una diferencia de entre 350 y 422 euros en función del año. Para los autores de este informe, «ha aumentado mucho la brecha de pobreza», de manera que «aunque hay menos pobres que hace unos años» -la tasa Arope ha pasado de un 27,9% al 26,6% en un año-, los que siguen en el umbral de pobreza «son más pobres».

En concreto, actualmente en España hay 685.915 pensionistas en pobreza severa, un 7,2% del total. Asimismo, el global de personas mayores en pobreza se eleva a 2.835.574, de manera que casi el 30% de pensionistas vive por debajo del umbral de la pobreza, es decir, con menos de 609 euros en 14 pagas.

Universitarios pobres

En cuanto al nivel de estudios, un 30,3 % de la población pobre mayor de 15 años solo ha terminado la educación primaria o menos y algo más de otra tercera parte ha completado la educación secundaria obligatoria. No obstante, los universitarios y personas con educación superior suponen cada vez un porcentaje mayor entre los pobres.

En 2017 eran un 13,8% las personas pobres que tenían algún grado universitario o similar, mientras que en 2008 sólo eran el 10,7%. «La salida de la crisis está elevando el perfil educativo de las personas pobres», alerta el informe de la EAPN, que, en cambio, recoge que los que cuentan con bajos estudios cada vez representan un porcentaje menor entre los pobres.

Entre las causas de la pobreza entre los jóvenes y quienes tienen estudios universitarios estarían los contratos de prácticas que «generan tantas dificultades para las personas jóvenes», así como la parcialidad en el empleo, según destacó Graciela Malgesini.

En cuanto a los menores, la pobreza infantil se mantiene en el 21% y se reduce en dos décimas la población pobre entre 16 y 29 años. Y es que, tal y como señalaron los autores del informe, «tener un hijo es un factor de riesgo de pobreza en España».