Imagen del parque que homenajeará a aquellos que no quisieron hacer la «mili»
Imagen del parque que homenajeará a aquellos que no quisieron hacer la «mili» - Pablo Ojer

Pamplona dedicará un parque a los insumisos, aquellos que se negaron a hacer el servicio militar

Además, organizará un acto institucional de reconocimiento a la Insumisión

PamplonaActualizado:

Pamplona contará a partir del próximo 6 de octubre con un parque dedicado a la Insumisión donde se colocará un monolito «en reconocimiento a la lucha llevada cabo por los insumisos presos y todas aquellas mujeres y hombres que participaron en el movimiento antimilitarista». Todo ello se inaugurará con un acto institucional.

La decisión, presentada esta mañana por el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (Bildu) será refrendada el próximo 4 de octubre en el pleno municipal, pero dado que la iniciativa cuenta con el respaldo de las cuatro fuerzas del cuatripartito que gobierna en la capital navarra, Bildu, Geroa Bai, Aranzadi-Podemos e Izquierda Ezkerra, saldrá adelante sin ningún problema.

El parque estará situado muy cerca del centro de la ciudad, en el solar donde se situaba la antigua cárcel de Pamplona y en la que los insumisos navarros cumplían los 2 años, cuatro meses y 1 día a los que eran condenados.

Joseba Asirón ha recordado que «en Navarra, la insumisión sacudió la vida política y social, convirtiéndose en la protesta pacífica más importante de los años 90. Y la represión no se hizo esperar. Miles de jóvenes navarros padecieron sentencias penales de cárcel e inhabilitación por su compromiso con una sociedad desmilitarizada y su implicación en el movimiento de desobediencia al servicio militar obligatorio».

Memoria histórica

Aunque en su afán de mezclarlo todo, el alcalde de Pamplona ha recordado que en el centro penitenciario navarro también estuvieron «las víctimas de la represión franquista, que sufrieron en esta cárcel represión, humillación, tortura, ejecuciones, falsas puestas en libertad y un sinfín de vulneración de derechos». En este sentido ha anunciado que el consistorio está realizando las gestiones necesarias para reconstruir en este mismo parque la puerta de la antigua cárcel con las piedras originales.

La antigua cárcel de Pamplona fue derribada en septiembre de 2012. En su lugar ahora hay una zona ajardinada con un parque infantil y un área de esparcimiento canino. Se sitúa, además, justo enfrente de la Audiencia Provincial de Navarra.