Pedro Sánchez, en el uso de la palabra durante una sesión de control en el Congreso de los Diputados - Isabel Permuy
Encuesta de GAD3 para ABC

La mayoría ve incompatible el plagio con ser presidente del Gobierno

El 56 por ciento de los ciudadanos creen que las explicaciones de Sánchez sobre el escándalo de su tesis no han sido convincentes

El PSOE sube hasta el 30,5% en un CIS sin la tesis

MadridActualizado:

El caso plagio, destapado por ABC, está dejando a Pedro Sánchez cada vez más solo y débil, ante el aluvión de informaciones y pruebas que se están publicando sobre irregularidades manifiestas, y en ocasiones hasta burdas, contenidas en su tesis doctoral y en el libro que publicó junto a Carlos Ocaña. Esta semana sus socios parlamentarios han empezado a distanciarse del presidente del Gobierno, mientras que más de la mitad de los españoles consideran que es totalmente incompatible estar en La Moncloa y ser autor de una tesis con plagios. Así se refleja en la última encuesta de GAD3 realizada para a ABC.

Sánchez dejó caer a su anterior ministra de Sanidad, Carmen Montón, el 11 de septiembre cuando se hizo público el plagio en su trabajo de fin de máster. Fue el ahora presidente del Gobierno quien, el 1 de junio, cuando defendía su candidatura en la moción de censura contra Mariano Rajoy, advirtió de que «lo que hay en Europa son Gobierno, como en Alemania, en los que personas que han desempañado responsabilidades ministeriales y a las que se las ha descubierto que han plagiado una tesis lo que han hecho ha sido dimitir». Sánchez se lo decía al portavoz del PP, cuando en su propia tesis había párrafos enteros plagiados, como demostró ABC. La mayoría de españoles censuran ahora al presidente por un caso que le ha puesto contra las cuerdas.

Al mismo tiempo, seis de cada diez (el 61,8 por ciento) ven un signo evidente de debilidad y de falta de credibilidad la dimisión de dos ministros del Gobierno de Sánchez en apenas cien días.

Fuera de La Moncloa

El 50,2 por ciento de los encuestados creen que alguien que es autor de una tesis donde se incluyen plagios no se merece estar en el Palacio de La Moncloa. Es llamativo que un 33,6 por ciento no vea ninguna incompatibilidad entre estar al frente del Gobierno de España y haber cometido un fraude en una investigación académica que debe ser original y que permite ser doctor. Un porcentaje similar, el 35,8 por ciento, sostiene que no hay pruebas suficientes que demuestren que Sánchez ha plagiado. Es la misma minoría (un 35,1 por ciento) que piensa, incluso, que la oposición parlamentaria debería pedir perdón al presidente del Gobierno. El 47,8 por ciento rechaza esa idea.

La mayoría echa en falta, eso sí, una explicación de Sánchez y que el presidente afronte el caso con total transparencia. Así, el 56,1 por ciento tacha de poco o nada convincentes las escasas explicaciones de Sánchez, que deberá comparecer en el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta.

El tribunal «a la carta»

Otro 41,1 por ciento de los españoles creen que el tribunal de la tesis de Sánchez se formó «a la carta» para favorecerle. Como publicó ABC, el tribunal que otorgó la máxima calificación a la tesis de Sánchez, un sobresaliente cum laude, en noviembre de 2012 carecía de experiencia académica y de los conocimientos necesarios para valorar la materia examinada. Por si fuera poco, uno de los miembros de este tribunal, Juan Padilla, es coautor de dos artículos incluidos después en la tesis, que él valoró con un cum laude. Pese a las evidencias, hay un 32,6 por ciento que no está de acuerdo en que hubiera un tribunal «de amiguetes».

Solo uno de cada cuatro españoles (el 27,8 por ciento) cree que, después de todo, Sánchez consiguió de forma «justa» el cum laude, mientras que un 46,2 por ciento lo ve inmerecido.

Pero el escándalo que rodea la tesis de Sánchez no se queda en el copia y pega de textos sin citar, en plagios de informes de terceros o en el tribunal «a la carta» que lo examinó y otorgó la máxima calificación posible. En este caso no faltan las mentiras desde el poder y las manipulaciones de informes para adaptar los resultados, mediante «filtros», al gusto de La Moncloa. La mayoría de los encuestados dan la razón a la empresa antiplagio Plagscan (que halló un 21 por ciento de plagio en la tesis), frente al informe de La Moncloa, donde se aseguraba que solo se había encontrado un 0,96 por ciento.

En la sesión de control al Gobierno del día 12, Albert Rivera retó a Sánchez a hacer pública su tesis, hasta entonces rodeada de misterio y muchas dudas. Sánchez aseguró que la tesis estaba ya publicada según «la legislación», y «colgada en Teseo», que es la plataforma de tesis doctorales. No era cierto, pues en Teseo solo se pudo ver la ficha técnica. El 56,2 por ciento de los ciudadanos sentencian que haber mentido en el Congreso es motivo de dimisión.