El excomisario Villarejo
El excomisario Villarejo - Álvaro García

Marlaska, sobre Villarejo: «Las fantasías de cualquier sujeto poco hacen contra el Derecho»

Pide respeto a investigaciones por la relación entre BBVA y el excomisario, al que califica de «anécdota triste, preocupante y peligrosa»

MadridActualizado:

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha manifestado este jueves ante la carta del comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo al presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, que «el Estado de Derecho es muy fuerte y las ideas y las fantasías de cualquier individuo o sujeto evidentemente poco pueden hacer contra el Estado de Derecho».

Así lo ha declarado a los periodistas en Priego de Córdoba, después de que José Manuel Villarejo ha hecho difundir una carta abierta dirigida a Pedro Sánchez en la que le advierte de que en su defensa no tendrá «más remedio de forma inminente» que revelar «la verdad» sobre el CNI y su relación tanto con la Fiscalía Anticorrupción que le investiga en el marco de la operación Tándem como con «amenazas» a jueces de la Audiencia Nacional para que «dejen de investigar» temas que afectan a la institución.

Preguntado qué le parece que Villarejo y sus socios investigaron por encargo del BBVA a diferentes altos cargos, entre otros, Miguel Sebastián cuando era director de la Oficina Económica de Moncloa, el ministro ha señalado que «todo lo que está 'sub iúdice' y hace referencia a toda la documentación incautada e intervenida a Villarejo está sometida a un procedimiento judicial», por lo que ha pedido «dejar que sean los órganos judiciales».

A su juicio, «nunca se puede confundir la neutralidad política necesaria de todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, una neutralidad política que en algún momento en este país se perdió y se olvidó, pero solo muy poca gente, porque la inmensa mayoría, el 99,9% que afecta al Cuerpo Nacional de Policía, son, han sido y serán unos profesionales que garantizan el ejercicio».

En este sentido, ha apuntado que «esto simplemente ha sido una anécdota triste, preocupante y peligrosa en un Estado de Derecho, con el uso partidista de las Fuerzas y Cuerpos Seguridad del Estado», de las que ha resaltado que «están por encima de esos intereses partidistas y su única ocupación y preocupación es prestar servicio a todos».

En cualquier caso, sobre la cuestión planteada, Grande-Marlaska ha insistido en «dejar que el desarrollo del procedimiento judicial pueda esclarecer lo realmente acontecido».