Imagen de la sede del banco BBVA en Madrid
Imagen de la sede del banco BBVA en Madrid - Javier López

El portal Moncloa.com acusa a BBVA de pagar a Villarejo para espiar a su favor

La entidad habría contratado al entonces comisario para evitar que Sacyr y algunos hombres fuertes del PSOE, como Miguel Sebastián, se hicieran con el control del banco

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El BBVA contrató al comisario Villarejo para espiar empresarios y miembros del Gobierno de Zapatero (entre ellos al ministro Miguel Sebastián) cuando Sacyr quiso hacerse con el control de la entidad a finales de 2004, según publica el portal Moncloa.com, que aporta para cimentar su acusación copias de documentación al respecto. El banco habría pagado 500.000 euros al excomisario a cambio de información que perjudicase a las personas interesadas en sacar a Francisco González de la presidencia del banco.

Esta operación habría comenzado a primeros del mes de diciembre del año 2004, tres días después de que Sacyr mostrara su deseo de hacerse con el control del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria ( BBVA). En ese momento, desde el banco habrían contratado a Villarejo para frenar como fuera esta operación.

Según Moncloa.com, la entidad dirigida por Francisco González contactó con el Gabinete de Investigación y Análisis (GIA) y ofreció «colaboración profesional» a Villarejo a cambio de varias cantidades que, sumadas, rondarían los 500.000 euros. La misión consistía en conseguir información que perjudicase al vicepresidente de Sacyr, Juan Abelló (de quien pensaban que aspiraba a presidir el banco), y a Miguel Sebastián, por entonces Director General de la Oficina Económica del presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Fue así como nació la «Operación TRAMPA» (aunque Villarejo, según los papeles que acompañan a la información, lo llama algunas veces TRAPA). Su principal cometido sería encontrar «aspectos negativos» del «grupo hostil» (denominado «GH» en los papeles) que pretendía controlar la entidad. Según esos documentos, lo que el BBVA pretendía poniéndose en manos de Villarejo era «disponer de medios y elementos necesarios para defenderse de los presumibles ataques que a corto, medio plazo, van a continuar realizándose».

Villarejó habría empezado espiando a Luis del Rivero, presidente de Sacyr, y Miguel Sebastián. Sin embargo, a la cúpula del BBVA le preocupaba especialmente la figura de Juan Abelló, vicepresidente de la constructora y consejero en el antiguo Banco Santander Central Hispano (hoy Banco Santander). En el BBVA temían que Emilio Botín estuviera detrás de esta operación con el fin de poner a Abelló de presidente en lugar de Francisco González.

El portal Moncloa.com se dio a conocer haciendo públicas grabaciones de Villarejo a personalidades que no sabían que estaban siendo grabadas. Ahora ese medio anuncia nuevas informaciones a este respecto en los próximos días tras analizar más de 4.000 documentos del excomisario Villarejo, en prisión preventiva desde 2017 por formar parte de una presunta organización criminal.