Pablo Casado, presidente del PP - EFE

La juez ve «indicios de cohecho impropio y prevaricación» en el máster de Pablo Casado

Eleva la investigación al Tribunal Supremo, que debería decidir sobre la imputación del presidente del PP

Concluye que Álvarez Conde «regaló» el título a un grupo concreto de alumnos «sin mérito académico alguno»

MadridActualizado:

La juez del caso Máster ha elevado al Tribunal Supremo la investigación sobre Pablo Casado al apreciar «indicios de responsabilidad penal por delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa» en el modo en que el hoy presidente del PP obtuvo su titulación de Derecho Autonómico y Local en el curso 2008-2009.

En una exposición razonada de 64 páginas, a la que ha tenido acceso ABC, la titular del juzgado de instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, declara agotada la instrucción y la eleva al Tribunal Supremo por la condición de aforado de Casado, al ser diputado en el Congreso, y califica el máster como un «regalo académico por su relevancia política e institucional».

Según la juez, la titulación de Casado obedece a un «plan preconcebido» de Enrique Álvarez Conde, el director del programa, «para otorgar el título de máster de manera arbitraria a un grupo concreto de alumnos de ese año que participan en el concierto, utilizándose siempre una misma técnica: el reconocimiento lícito de 40 créditos y la calificación sin actividad académica alguna de los otros 20 que completan el máster».

La instructora concluye que Álvarez Conde, en su condición de catedrático y director del Instituto de Derecho Público, en connivencia con la profesora López de los Mozos y el profesor Chico de la Cámara, «dirigió una serie de actuaciones tendentes a lograr que un grupo concreto y escogido de alumnos obtuvieran el título del máster sin efectivamente cursarlo, sin mérito académico alguno, regalándoselo a modo de prebenda o dádiva» por su «relevancia política e institucional».

A juicio de Rodríguez-Medel, Casado habría incurrido en un delito de cohecho impropio al «recibir como regalo una titulación de máster». La juez explica que el cohecho impropio «no requiere la solicitud por parte del funcionario público o autoridad, sino solo la recepción del regalo o dádiva, que no es necesario que tenga contenido retributivo».

18 asignaturas convalidadas

El caso Máster explotó el mes de abril a raíz de la investigación del máster de la Universidad Rey Juan Carlos que obtuvo la expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, y la juez abrió una pieza separada para aclarar cómo obtuvo el suyo Casado.

El hoy líder del PP —entonces era diputado y vicesecretario del partido— aprobó en el curso 2008-2009 un máster de 22 asignaturas de las cuales 18 le fueron convalidadas. Casado explicó que cursó el máster porque quería acceder al doctorado. No tuvo que asistir a clase y logró los créditos mediante cuatro trabajos. En su investigación interna, la URJC no encontró los cuatro trabajos que presentó Casado para aprobar su título de posgrado.

Casado subrayó que fue el director de este programa, Enrique Álvarez Conde, quien le explicó cómo debía organizar sus estudios, y siguió sus indicaciones. Sin embargo, alega la juez, Casado no especificó en sus explicaciones públicas «quién se lo pidió, si los profesores o solo el director u otra persona», ni cómo se lo pidió, «si de manera individual, presencial o por escrito o de manera conjunta con otros alumnos».

Asistencia a clase

El «popular» siempre ha dicho que no le exigieron ir a clase ni hacer exámenes y, además de los trabajos por los que le convalidaron el máster, mostró los papeles de la inscripción en el máster, el pago fraccionado de la matrícula y la solicitud y aceptación posterior de las convalidaciones. Casado niega que haya recibido «ningún trato de favor».

A este respecto, la juez indica en su exposición razonada que ninguno de los alumnos del grupo ordinario, que acudían regularmente a clase, recuerdan que Casado asistiera a ellas. «En el folleto informativo que el Sr. Casado dijo conservar del tiempo en el que cursó el master y que según manifestó le sirvió para ver cómo se regía el mismo consta con claridad, en el apartado denominado ficha técnica, que la modalidad era presencial» dice la instructora.

Sobre las declaraciones de Casado en las que decía que él era «solo un estudiante anónimo, veinteañero, o que era muy poco», la juez indica de que ya era diputado en la Asamblea de Madrid y presidente de Nuevas Generaciones del Partido Popular, partido que ostentaba la presidencia de la Comunidad de Madrid.

Después de la apertura de la investigación judicial sobre el máster, se supo que Casado aprobó en cuatro meses otras 12 asignaturas en el Centro Cardenal Cisneros, adscrito a la Universidad Complutense, de las 25 del título Derecho, justo después de ser elegido diputado en la Asamblea de Madrid. El dirigente popular negó también irregularidades en su carrera universitaria. La Inspección de Servicios de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) no detectó irregularidades y archivó el expediente.