Jordi Cuixart acude a la Audiencia Nacional el 6 de octubre de 2017
Jordi Cuixart acude a la Audiencia Nacional el 6 de octubre de 2017 - Ignacio Gil

Jordi Cuixart se casa en prisión con la periodista Txell Bonet

La ceremonia religiosa se celebró el pasado 27 de diciembre en la prisión de Lledoners

Actualizado:

El expresidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, se ha casado en la prisión de Lledoners con la periodista Txell Bonet, con quien tiene un hijo de año y medio. El enlace, católico, apostólico y romano, lo concelebraron el pasado 27 de diciembre el padre Joan Prat, el padre Manel Pousa y mossèn Jordi Carreter. Manel Pousa es un sacerdote catalán conocido por su trabajo social especialmente con las presos, para ayudarlos en su proceso de reinserción, sobre todo a través de su fundación, Pare Manel. El padre Jordi es el rector de la iglesia de San Juan de Gracia, del barrio de Gracia de donde Txell Bonet es natural. Y por su parte, el padre Joan es el cura de la prisión de Lledoners y de un modo regular y fluido tiene acceso a los reclusos para confortarles espiritual y anímicamente, a diferencia del arzobispo de Valencia, monseñor Cañizares, al que la jueza María Isabel Rodríguez le negó el permiso para visitar a Eduardo Zaplana, ingresado en el Hospital de la Fe. También le fue negado el acceso al capellán del centro sanitario.

Mossèn Joan ha facilitado los trámites burocráticos a la pareja, y tras el enlace ha ayudado a la ya esposa de Cuixart en la gestión del correspondiente papeleo. Prat es un cura muy querido en la cárcel, por su disponibilidad y humanidad. Uno de los presos independentistas confiesa que aunque no le ha sido concedida, de momento, la fe para estar seguro de la existencia de Dios, reconoce en el padre «una bondad que no parece de este mundo».

Si Oriol Junqueras entró siendo ya católico en prisión, como explicó en un amplio reportaje publicado en ABC hace dos años, su estancia en la cárcel le ha servido para profundizar en su misticismo y en su religiosidad. Por su parte, Jordi Cuixart, antes de conocer a Txell Bonet, convivió con una pareja con la que no se casó por la Iglesia, de modo que ha podido contraer el matrimonio religioso sin ningún inconveniente. Ha sido deseo de marido y mujer que la celebración de su unión se produjera en la más estricta intimidad y también que no se le diera ningún tipo de publicidad. Siguiendo el ejemplo de Cuixart, un preso común contrajo también matrimonio eclesiástico.

La experiencia carcelaria le ha dado a Cuixart tiempo para la introspección, para la meditación y para adquirir una cierta tendencia trascendentalista aprendida del poeta, escritor y filósofo norteamericano Henry David Thoreau, a quien lee con frecuencia desde que está privado de libertad.

Txell Bonet, nacida en 1975, como Jordi Cuixart, es periodista y locutora de radio. Participó en muchos programas de la TV3 y su filial, el Canal 33, entre ellos Bestiari Il•lustrat, que destacó por, en uno de sus gags, disparar a dianas con el retrato del Rey Juan Carlos y del primogénito de la Reina de Inglaterra, Carlos Windsor. El año pasado participó en la obra teatral En Procés, en una escena titulada Vis a vis, sobre su experiencia con el padre de su hijo.

Dios ha entrado en Lledoners demostrando que, hasta en las más duras circunstancias, el júbilo está en su Gracia si sabemos aceptarla. El consagrado matrimonio Cuixart pone aún más de manifiesto la inusual e injustificable crueldad de la juez María Isabel Rodríguez y de su inconcebible encarnizamiento con Eduardo Zaplana.