Pablo Iglesias saluda a Pedro Sánchez en una imagen de archivo - ÁNGEL DE ANTONIO | Vídeo: Alberto Garzón, «escéptico» ante la reunión Sánchez-Iglesias (EP)

Iglesias transmite a Sánchez que no descarta votar en contra en su investidura

El presidente del Gobierno solicitó la reunión antes de marcharse mañana a una nueva cita del G-20 en Japón

MadridActualizado:

Cuarta cita y cuarto fracaso. Las posiciones entre el PSOE y Podemos siguen «muy alejadas». La reunión mantenida esta tarde entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Palacio de la Moncloa ha constatado estas diferencias. Desde el PSOE se transmite que esta falta de avances se ha concretado en que Iglesias «no ha descartado votar en contra de la investidura».

Por su parte, fuentes de Podemos han lamentado tras el sanedrín que «el PSOE no ha decidido si quiere un acuerdo con la izquierda o con la derecha para sacar adelante la investidura». Por tanto, no hay avances a escasas horas de que el presidente del Gobierno en funciones viaje a Japón para la reunión del G-20.

Durante el encuentro, el secretario general de Podemos ha exhortado a Sánchez a que «se decida» de una vez por todas para configurar un gobierno «estable» y de coalición entre ambas formaciones. Lo que la formación morada demanda desde las elecciones del 28 de abril. Durante la conversación, que duró más o menos una hora, el líder de Podemos pidió sin éxito al socialista «que le aclare cuál es exactamente su posición» y qué papel quiere para su partido en el futuro gobierno. Sobre todo después de los giros discursos de algunos dirigentes socialistas durante los últimos días.

Desde el PSOE se asegura que Iglesias «no ha variado su posición manteniendo su exigencia de un Gobierno de coalición», mientras que Sánchez ha insistido en la misma fórmula de una cooperación en los ámbitos programático, parlamentario e institucional. Pero sin la anhelada presencia en el Consejo de Ministros de Podemos.

Ante la advertencia de Iglesias de un voto en contra en la investidura, Sánchez le ha trasladado lo que ya habían planteado a través de los medios: con o sin apoyos en el mes de julio habrá investidura. Pese a que se define la reunión como «cordial», no se han logrado avances importantes. La única novedad es que ambos están de acuerdo en crear una comisión de seguimiento del «posible acuerdo de gobernabilidad». Un magro avance y ciertamente sorprendente, ya que se acuerda crear este órgano de seguimiento para un pacto que todavía no se ha alcanzado.