Centro de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (CTTI) de la Generalitat
Centro de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (CTTI) de la Generalitat - EFE

La Guardia Civil entra al Centro de Telecomunicaciones de Cataluña en busca de documentos sobre el 1-O

El registro se produce por orden del titular del juzgado de instrucción número 4 de Lérida

BarcelonaActualizado:

La Guardia Civil registra desde primera hora de la mañana el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), que los agentes dejaron sin servicio antes de la celebración del referéndum para impedir el voto telemático y el recuento.

El registro corre a cargo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Barcelona, que cuenta con el apoyo de la UCO. Sólo un día después del registro, también ordenado por el juzgado de instrucción número 4 de Lérida, a la comisaría de los Mossos en dicha provincia, los agentes se han personado en el CTTI en busca de correos electrónicos relacionados con el 1-O.

Pretenden que esta información complemente a la ayer recabada, donde principalmente se buscaban grabaciones de la centralita de comunicaciones y el contenido de los teléfonos móviles de dos mandos.

El juez de Lérida mantiene en secreto esta investigación, una de las que se han abierto en una veintena de juzgados catalanes sobre la supuesta pasividad de los Mossos a la hora de cumplir con las órdenes del TSJC para impedir la votación del 1-O, que había sido suspendida por el Tribunal Constitucional.

La presencia de la Guardia Civil en el CTTI se produce un mes y medio después de que llevara a cabo otra entrada, el día de antes del referéndum del 1-O, para hacerse con el control del servicio de votación telemático para dicho referéndum.

Agentes de la Guardia Civil acudieron el 30 de septiembre al CTTI para comprobar si se habían bloqueado el acceso a 29 aplicaciones informáticas que gestionaban bases de datos y que se pretendían usar en el referéndum del 1-O, como había ordenado el TSJC.

El TSJC había ordenado a la Generalitat que suspendiera los servicios informáticos que había activado dentro de un plan para facilitar el voto telemático en la jornada del referéndum del 1-O, que se iba a materializar con una aplicación llamada 'evot'.

Unos días antes, el 20 de septiembre, la Guardia Civil había detenido a catorce personas, entre ellas varios altos cargos del Govern, y practicó 22 registros en conselleries, instituciones de la Generalitat y naves para recabar indicios relacionados con el referéndum del 1-O.

Entre esos arrestados se encontraba el presidente del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), Jordi Puigneró.