El presidente de la Generalitat, Quim Torra, posa con un lazo amarillo - EFE

Torra tiene 48 horas para ordenar la retirada de todos los lazos amarillos de las instituciones catalanas

La Junta Electoral Central requiere al presidente de la Generalitat a mantener la neutralidad en las dependencias públicas antes de las elecciones

MadridActualizado:

La Junta Electoral Central dio la noche de este lunes 48 horas al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que ordene «la inmediata retirada» de «esteladas» y lazos amarillos de cualquier edificio público dependiente del Gobierno catalán. Así lo acordó ayer el organismo encargado de velar por la neutralidad de los procesos electorales, que recordó a Torra que los poderes públicos no pueden tomar parte por una opción política determinada. En este sentido, la Junta Electoral dictaminó que tanto lazos amarillos como «esteladas» son símbolos «que pueden ser legítimamente utilizados por estas formaciones políticas en su propaganda electoral, pero no por los poderes públicos», ya que deben mantener una rigurosa neutralidad.

La decisión atiende a una queja de Ciudadanos (Cs) ante las acciones y omisiones de la Generalitat a la hora de exhibir símbolos ideológicos en espacios públicos. «Las libertades ideológicas y de expresión son derechos fundamentales de las personas, no de los gobernantes», argumentó la Junta Electoral, que detalló las vinculaciones políticas que tienen ambos símbolos y que los invalidan para ser expuestos en dependencias públicas.

«El lazo amarillo se ha utilizado para recordar a dirigentes o candidatos pertenecientes a formaciones políticas que se encuentran en situación de prisión preventiva», se puede leer en la resolución de la Junta Central, que estima que, por su parte, la «estelada» también se utiliza «como símbolo de determinadas formaciones políticas». Torra y la Generalitat, sin embargo, todavía pueden elevar un recurso ante el Tribunal Supremo para paralizar esta orden.

Meras «hipótesis»

De igual modo, la Junta Electoral decidió también ayer mantener las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros hasta la celebración de las próximas elecciones generales. El organismo desestimó así, y al contrario que con el acuerdo referente a la retirada de los lazos amarillos, la petición de PP y Ciudadanos para suspender dichas comparecencias al considerarlas «mítines». Los partidos que dirigen Pablo Casado y Albert Rivera apelaron a la Junta Electoral Central para que, una vez que ya ha sido prohibido realizar inauguraciones o cualquier otro acto que pudiera ser interpretado como electoralista, dictaminara lo propio con estas ruedas de prensa en las que el Gobierno anuncia todos los viernes nuevas medidas de su programa.

Pese a la reclamación, la Junta Electoral Central sustenta su decisión en que no puede suspender futuras ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros por su «carácter meramente hipotético». De igual modo, este órgano electoral considera que, por el momento, en estas comparecencias ante los medios, el Gobierno no ha vulnerado ningún precepto de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg).