Mª Dolores de Cospedal aplaude la intervención de Mariano Rajoy, este jueves en el Congreso

Cospedal califica a Iglesias de «sinvergüenza» tras su asociación entre la palabra «delincuentes» y el PP

Las cámaras captaron a la diputada del PP cuando se refería así al líder e Unidos Podemos, que acababa de dirigirse a la bancada popular apelando que «cuando se pronuncie en este hemiciclo la palabra delincuentes, ustedes se callen»

ABC
Actualizado:

La secretaria general del PP y diputada por Toledo, María Dolores de Cospedal, ha llamado este jueves «sinvergüenza» al líder de Podemos, Pablo Iglesias, cuando éste ha pedido a los diputados del Grupo Popular que «se callen» y no protesten cuando se pronuncie la palabra «delincuentes».

Al inicio de su segunda intervención durante el debate de investidura de Mariano Rajoy en el Pleno del Congreso, Iglesias ha mirado hacia su derecha, donde se sienta la bancada del PP, y les ha hecho una recomendación: «Cuando se pronuncie en este hemiciclo la palabra delincuentes, ustedes se callen».

El líder de Podemos se refería a un comentario anterior en el que ha afirmado que hay «más delincuentes potenciales» en el Congreso de los Diputados que «ahí fuera».

En ese momento, las cámaras han enfocado a los escaños que ocupan el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, y la secretaria general del PP, a la que se ha visto diciendo, en voz baja y mirando hacia Iglesias, «sinvergüenza».

La diputada de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, ha dicho también que «en este país hace falta educación y respeto» y que «no hay enemigos políticos, hay contrincantes políticos», en relación a las palabras de Pablo Iglesias sobre la existencia de «delincuentes potenciales» en el Congreso.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso, Oramas ha reaccionado así a las palabras del líder de Podemos. «La educación y el respeto es muy bonito. Es lo único que tengo que decir. La democracia es el gobierno de las mayorías con el respeto a las minorías», ha señalado. Y ha apostillado: «Pero sobre todo en este país hace falta educación y respeto».