Miles de personas se han concentrado en Colón - EFE/ VÍDEO: ABC

Manifestación en ColónClamor en Madrid para decir «basta» a Sánchez y exigir elecciones

Decenas de miles de personas desbordan la Plaza de Colón con banderas de España

MadridActualizado:

Las previsiones se han quedado cortas. Decenas de miles de personas, unidas por la bandera de España, han acudido a la Plaza de Colón para decir «basta» a Pedro Sánchez y sus negociaciones con los independentistas catalanes. Los protagonistas han sido los ciudadanos, que han clamado por la unidad de España y han exigido elecciones generales cuanto antes. Los líderes de los partidos han posado juntos en el escenario al final de la concentración, que ha terminado con el Himno Nacional.

[ Sigue en directo la concentración de Madrid]

Los partidos han querido dejar todo el protagonismo a los ciudadanos, que han llegado desde todos los puntos de España en una concentración por la dignidad de España. La protesta de Colón contra la «traición» del Gobierno de Sánchez en Cataluña, marca ya un antes y un después en la legislatura. Ya nada será ni puede ser igual, porque Sánchez sabe que tendrá una respuesta firme, serena y contundente en la calle, al resistirse a convocar unas elecciones.

La Plaza de Colón se ha ido llenando desde primera hora de la mañana, hasta que a la hora prevista para el inicio, a las 12, el espacio estaba totalmente desbordado: miles y miles de personas han llenado las calles aledañas, como la de Génova. Entre el gentío, miles de banderas de España y de la Unión Europea, y carteles que pedían prisión para los golpistas.

Responsables del PP y Ciudadanos calculan que a la concentración han asistido cerca de 200.000 personas, contando a la gente que estaba situada en las calles adyacente. La Delegación del Gobierno ha reducido la cifra en 45.000 asistentes.

Foto de familia al término de la concentración - EFE

No ha habido simbología de partidos, y los líderes de los siete partidos constitucionalistas que han participado en la concentración -el PP, Ciudadanos, Vox, UPN, Foro Asturias, PAR y UPyD- han hecho declaraciones aparte ante los medios de comunicación, para decir que el tiempo de Pedro Sánchez se acabó, y que es hora de que convoque elecciones cuanto antes.

Los partidos han evitado llevar banderas propias, con su simbologia particular, pero cuando ha comparecido Albert Rivera, justo después de Santiago Abascal, justo detrás de él se han colocado varias personas con banderas del colectivo LGTBI y la de los «trans», que las han hecho ondear durante toda su declaración, en una manera de distanciarse claramente de Vox. Cuando ha llegado el momento de Casado ante el micrófono, otra pancarta, de socialistas contra Sánchez, se ha situado justo detrás.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha remarcado que «el tiempo de Sánchez ya ha acabado». «En cien días tenemos tres elecciones en las que podemos pasar de estas plazas a las urnas, la España de los balcones debe pasar a las urnas», ha proclamado.

Abascal cree necesario "sofocar" el independentismo "hasta las últimas consecuencias" - ATLAS

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado que Sánchez «nos va a escuchar clamando viva España y viva la Constitución». «Si convoca elecciones -ha dicho- no hará falta movilizarnos más».

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha defendido la necesidad de «sofocar el golpe» en Cataluña «hasta las últimas consecuencias» con la detención de sus «responsables y conspiradores», en referencia, entre otros, al presidente de la Generalitat, Quim Torra.

El manifiesto, leído al comienzo de la concentración, ha sido leído por tres profesionales de la comunicación: Carlos Cuesta, Albert Castillón y María Claver. Han defendido la Constitución como marco de convivencia, han exigido respeto a la soberanía nacional y han denunciado la traición de Sánchez. Han mostrado, además, su apoyo cerrado a los jueces. «No estamos dispuestos a consentir más traiciones».

En el texto, se subraya que «ningún gobierno está legitimado para negociar con la soberanía nacional» y que las cesiones «intolerables» de Sánchez al independentismo catalán representan «la renuncia del Ejecutivo a cumplir con su obligación de guardar y hacer guardar la Constitución».

Según los portavoces de la concentración, ante propuestas como la de que haya un relator en las conversaciones sobre Cataluña, «una puñalada por la espalda a la ley y a la justicia», solamente son válidas las propuestas que se atengan a la letra y al espíritu" de la carta magna.