efe

El PSOE convocará primarias el sábado «haya uno o varios candidatos»

Blanco confirma que no habrá adelanto electoral: «Ese debate no está encima de la mesa»

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha comparecido hoy en rueda de prensa para valorar los resultados electorales que el partido obtuvo ayer en los comicios autonómicos y municipales del 22 de mayo, minutos después de la reunión que la Comisión Ejecutiva Federal ha mantenido en Ferraz. Como ya hiciera anoche José Luis Rodríguez Zapatero, Blanco ha proclamado que «ahora no es momento para lamentarse, sino que es hora de levantarse». Parafraseando al presidente del Gobierno, el también ministro de Fomento ha achacado la derrota al conjunto de medidas «tremendamente difíciles» tomadas por el Ejecutivo y que «no hemos podido ni sabido transmitir a la sociedad». «El malestar de la gente ha sido más fuerte que nuestros argumentos», ha apuntado.

Tras el discurso de la derrota, Blanco ha comunicado que el partido abrirá el proceso de primarias el próximo sábado en el Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre Congresos y en el que comenzará la carrera para elegir al próximo candidato a la presidencia del Gobierno. Será precisamente en esta reunión donde el partido aprobará el calendario para el proceso interno «que hay que convocar independientemente de que se presenten uno o más candidatos».

«Hemos vivido momentos más dramáticos»

En la misma línea de valoración de los resultados electorales de ayer y que cambian completamente de signo el mapa político, el vicesecretario general ha esgrimido que «la victoria del PP se debe más a nuestro retroceso que a su propio avance». Así, se ha mostrado convencido de que el PSOE «es un partido con raices muy fuertes y profundas en la sociedad, por lo que sabemos que seguimos representando las ideas y valores que comparten la mayoría de los ciudadanos. Ya hemos pasado por momentos más dramáticos que este y hemos sabido salir adelante».

«Ya hemos pasado por momentos más dramáticos y hemos salido adelante»

Además, Blanco ha querido reafirmar lo que ya asegurara anoche José Luis Rodríguez Zapatero: «No habrá adelanto electoral», ha dicho, manteniendo vigente el «respeto a los tiempos» que hace escasas horas pidiera el jefe del Ejecutivo en el mismo escenario. «Este debate no está encima de la mesa».

«No es el momento de lamentarse, sino de levantarse. Y para levantarnos lo que tenemos que hacer ante todo es ejercer la responsabilidad que los ciudadanos nos han encomendado. Aquellos que fueron elegidos ayer tendrán que cumplir sus obligaciones en el Gobierno y del mismo modo la oposición tendrá que ponerse a trabajar para recuperar la confianza de los ciudadanos y ganar las próximas elecciones».

«Reflexión profunda» tras la debacle

No ha sido Blanco, evidentemente, el único miembro del PSOE que ha valorado la catástrofe en el partido. A su llegada a la comisión Ejecutiva Federal del PSOE, la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha dicho que «lo primero» que debe hacer el partido tras el «castigo severo» de ayer es una «reflexión profunda y colectiva». La titular de Defensa no ha querido comentar si a su juicio es momento de celebrar elecciones primarias para elegir al próximo candidato socialista a la presidencia del Gobierno, y sólo ha insistido en que ahora «todos los órganos democráticos» del PSOE tienen que reflexionar sobre el castigo recibido «en todas partes».

Sobre el futuro candidato socialista para las elecciones generales de 2012 sí ha hablado el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que fiel a su condición de «azote» de Zapatero ha asegurado que si el PSOE se limita a debatir los nombres de los dirigentes que tendrán que sustituir al presidente del Gobierno, el partido «cometerá una equivocación». A juicio de Barreda, lo que necesita el PSOE es «una revisión ideológica mucho más profunda», por lo que considera que «no es ahora momento de primarias», aunque no significa que no tenga que haberlas más adelante.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, tampoco es partidario de que se celebren elecciones primarias, y defiende una «candidatura de consenso» liderada por Alfredo Pérez Rubalcaba como «persona que mejor sintetiza en estos momentos lo que la mayoría del partido piensa».