Uno de los líderes de la trama Gürtel, el Bigotes, pero afeitado, en una comparecencia en el Congreso
Uno de los líderes de la trama Gürtel, el Bigotes, pero afeitado, en una comparecencia en el Congreso - EFE

El Bigotes atribuye a Camps todos los contratos atribuidos en Valencia a la trama Gürtel

Camps, presidente de la Generalitat Valenciana entre 2003 y 2011, declara como imputado por corrupción

MadridActualizado:

Casi todos señalan a Francisco Camps. Álvaro Pérez, conocido como «el Bigotes», aseguró ayer en la Audiencia Nacional que el que fuera presidente de la Generalitat Valenciana entre 2003 y 2011 ordenó las adjudicaciones irregulares a la Gürtel en la región. Camps declara hoy como imputado por delitos de prevaricación y fraude a la administración, investigado por el juez José de la Mata, que reabrió la causa tras las confesiones que le apuntaron.

Durante cerca de tres horas de interrogario, el Bigotes –el hombre de la trama en Valencia– relató todas las adjudicaciones ilegales detrás de las que él sitúa a Camps. El Bigotes era el encargado de la firma Orange Market, la filial de la Gürtel en Valencia, beneficiada desde la administración del PP.

Fuentes jurídicas informaron a ABC que el Bigotes no solo señaló a Camps por la adjudicación del contrato para instalar los grandes eventos de la región en la edición del 2009 de la feria Fitur, la única licitación investigada por ahora en esta pieza del caso, a pesar de que el magistrado abrió la puerta a indagar en otras contrataciones.

El Bigotes –que se encuentra en prisión por otra pieza del caso Gürtel– aseguró ayer que Camps también ordenó la adjudicación a Orange Market de la organización del Open de Tenis del año 2005 y siguientes, así como diversas adjudicaciones del año 2004.

A Camps también le señala el antiguo secretario general del PP de Valencia, Ricardo Costa, condenado a cuatro años de cárcel en la causa que probó la financiación ilegal del PP de Valencia en 2007 y 2008. Camps, por su parte, niega los delitos y hoy tendrá la oportunidad de dar su versión.

En su comparecencia, El Bigotes también atacó ayer al portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, que fue consejero en el gobierno valenciano. El Bigotes le implicó ayer en la adjudicación de la Guía de la Comunicación y Memorias USB y en la licitación de la campaña de sensibilización del uso de contenedores amarillos de la empresa pública Vaersa, ambas otorgadas de forma irregular a la Gürtel en el año 2004. González Pons estudia denunciarle.

Una exempleada de Orange Market, Mónica Magariños, declaró en la misma línea y aseguró que Orange Market no era nadie para lograr todos esos contratos, según las mismas fuentes.