Tania Sánchez, en una imagen de archivo - Efe

El «never, never, never» de Tania Sánchez

La exdiputada regional de IU entra en las listas de Podemos tras negarlo una y otra vez: «No, punto. No vamos a entrar en Podemos, punto»

Actualizado:

Tania Sánchez dijo que no se iba a ir a Podemos de tantas formas distintas —«No sé cuántas veces más decirlo»— que al final ha terminado haciendo lo contrario. Seis meses después de que abandonara IU por la negativa del partido liderado por Cayo Lara a unir fuerzas con Podemos, la exdiputada regional ha hecho lo que negó con todas su fuerzas: entrar en las listas del partido de Pablo Iglesias.

Lo hace, justificó, porque Podemos tiene la voluntad de integrar a distintas candidaturas de la izquierda en las próximas elecciones generales. Y como la estrategia de Convocatoria por Madrid, la plataforma que Sánchez lidera desde su marcha de IU, coincide con la hoja de ruta de Iglesias, lo natural es que ella entre en las listas del partido morado: «Estoy disponible para participar en la lista de Pablo Iglesias».

Hasta ahora había dicho lo contrario. Partidaria de crear alianzas entre las distintas organizaciones de la izquierda, no logró convencer a los dirigentes de IU de cambiar su estrategia electoral de cara a las elecciones del 24-M, pese a que fue elegida en primarias como cabeza de lista a la Comunidad de Madrid. Sin apoyos suficientes, dejó el partido y, pese a que todos los rumores apuntaban a que ingresaría en las filas de Podemos, fundó la plataforma Convocatoria por Madrid.

«Ya lo he repetido en varias ocasiones, no nos vamos a Podemos, no sé cuántas veces más decirlo», decía Sánchez en las entrevistas que le hacían. «No, punto. No vamos a entrar en Podemos, punto», dijo en otra ocasión, dictando el titular a los periodistas. En el horizonte más cercano estaban las elecciones municipales y autonómicas del 24-M y la estrategia de confluencia planteada por los movimientos sociales y partidos de izquierda. Sánchez no tardó en unirse a este proceso.

En marzo, Convocatoria por Madrid acordó participar en las primarias de Podemos para la elaboración de las listas locales. Eso sí, sin que Sánchez se presentara «para no desviar el debate». Para no centrar el debate en las «personas», sino en el proyecto político. En realidad, este movimiento abría la puerta a la integración de Sánchez en las listas de Podemos para las generales.

Una vez archivada la causa que la imputaba por las adjudicaciones del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid a su hermano, reconoció el lunes que quería acompañar a Pablo Iglesias en los próximos comicios, aunque aún no había hablado con él. Ayer martes se confirmó el desembarco. Tania Sánchez lleva desde los 25 años en cargos públicos, y sabe bien que en política «never, never, never» no significa ni sí ni no, sino todo lo contrario