Rubalcaba deja la política
Alfredo Pérez Rubalcaba, líder del PSOE - Efe

Rubalcaba deja la política

Tras renunciar hace un mes al liderazgo del PSOE y convocar un congreso, comunica su decisión de abandonar en septiembre su escaño y regresar a la Universidad como profesor

Actualizado:

La sensación de fin de ciclo en el PSOE se agrava. Alfredo Pérez Rubalcaba, veintiún años diputado en el Congreso, ministro de Felipe González y de José Luis Rodríguez Zapatero, con quien llegó a ser vicepresidente, fallido candidato a La Moncloa y secretario general de los socialistas desde febrero de 2012, se marcha. Lo hará en septiembre y volverá a la Universidad Complutense, donde tiene una plaza esperándole como profesor de Química, disciplina en la que es doctor.

En una escueta declaración sin preguntas en el llamado escritorio de la Cámara Baja, a pocos pasos del hemiciclo, se ha dirigido a los periodistas para anunciar que dejará su escaño en septiembre. Lo ha hecho tras el último pleno ordinario del periodo de sesiones que se celebra este jueves y subrayando que no hay otra representación más importante, relevante y gratificante» que la de parlamentario, y argumentando motivos personales. «Lo único que deseo es que me echéis tanto de menos como yo os echaré de menos a vosotros. ¡Suerte!», se ha despedido.

Hace solo un mes, como consecuencia de la debacle del PSOE en las elecciones europeas, Rubalcaba hizo pública su decisión de abandonar el poder orgánico al frente de su partido y convocar un congreso extraordinario, que se celebrará el próximo 27 de julio en Madrid. En declaraciones en los pasillos del Congreso, el aspirante a sucederle, el diputado vasco Eduardo Madina, ha deseado hoy «mucha suerte» a Rubalcaba y ha dicho que le comprende «bien» al querer ahora dar un paso atrás en el partido.

Toda una vida

Diputados en 1993. 21 años después -«No llevo treinta años ni hice la Constitución», bromeó- pone fin a su etapa como político. El todavía secreario general del PSOE ha formado parte de todas las legislaturas desde 1993. Ha sido ministro de Educación y Ciencia (entre 1992 y 1993), ministro de la Presidencia (de 1993 a 1996), portavoz del Grupo Parlamentario Socialista (de marzo de 2004 a abril de 2006), vicepresidente primero del Gobierno y portavoz (en 2011) y ministro del Interior (entre 2006 y 2011).

Está al frente de la Secretaría General del PSOE desde febrero de 2012, cuando se impuso a la exministra Carme Chacón en el congreso de Sevilla. El pasado 26 de mayo anunció su dimisión, asumiendo la responsabilidad por la derrota electoral y convocando un cónclave extraordinario para elegir al próximo líder de los socialistas.