La trata de seres humanos: la esclavitud del siglo XXI
Mujeres ejerciendo la prostitución en Sevilla - francis silva

La trata de seres humanos: la esclavitud del siglo XXI

La trata de seres humanos con fines de explotación sexual mueve más de 30.000 milllones de dólares al año en el mundo, cinco millones de euros al día en España

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

De forma recurrente, la Policía o la Guardia Civil informan de la desarticulación de redes de trata de seres humanos, la mayoría de ellas con fines de explotación sexual. Salvo que haya algún detalle llamativo, esas noticias pasan sin pena ni gloria por las redacciones de los medios de comunicación, acostumbradas a un fenómeno que los expertos califican como la esclavitud del siglo XXI. Esta modalidad criminal es la tercera más lucrativa, solo por detrás del tráfico de drogas y armas. Mueve al año más de 30.000 millones de dólares en todo el mundo y solo en España cinco millones de euros al día.

Se entiende por trata «la captación, el transporte, la acogida o recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios o para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación».

Pero tras la definición forense, están las cifras. Desde abril del año pasado, cuando la Policía puso en marcha su Plan especial contra la Trata de Seres Humanos con fines de Explotación Sexual, hasta enero, los agentes han liberado a 787 mujeres, declarado a 61 testigos protegidos y detenido a 737 individuos por formar parte de las organizaciones. De las víctimas, 188 eran españolas, 175 rumanas, 95 chinas y otras tantas nigerianas.

El gran reto es la detección de las víctimas de la trata, y la Policía ha detectado comportamientos o situaciones que, en mayor o menor medida son comunes y permiten, a través de ciertos indicios, detectar una situación de trata. En el caso de la explotación sexual, por ejemplo, hay indicios médicos como son los abortos forzosos, o pruebas de embarazo contra la voluntad de la paciente o bajo coacción. También las infecciones y enfermedades de transmisión sexual son indicios, como por supuesto los abusos sexuales o las violaciones.

También hay patrones según la edad de las víctimas. En edad preescolar, por ejemplo, se producen somatizaciones, regresiones y una sexualización de la conducta. Entre los seis y los 12 años, baja autoestima, problemas escolares, trastornos de sueño, reacciones psicosomáticas y dolor abdominal. Ya en adolescentes se reproduce la baja autoestima, hay fugas de casa, depresión, embarazo, automutilaciones, agresividad y aislamiento. Y en adultos la negación de los abusos, cambios de caracter, ideas suicidas o sentimientos de rabia y venganza hacia el agresor, entre otros.

El plan especial de la Policía contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, además de las medidas operativas, también supuso la sistematización de la colaboración ciudadana. Así, se puso en marcha un teléfono gratuito, el 900 105 090, y un correo electrónico trata@policia.es que están dando un gran resultado. En los primeros nueve meses desde su puesta en marcha se recibieron 658 llamadas para denunciar este tipo de casos.

La Policia insiste en lo necesario de denunciar los casos que se conozcan, ya que la vícctima recibirá un tratamiento integral que incluye atención médica y psicológica, asesoramiento jurídico en su idioma o en una lengua que pueda comprender, protección y seguridad y alojamiento seguro