Antonio Martínez, en una imagen de archivo en el Congreso
Antonio Martínez, en una imagen de archivo en el Congreso - ángel de antonio

Interior elabora el «mapa del odio» en España

Discapacidad, origen étnico o racial, antisemitismo, creencia religiosa y orientación sexual son algunos de los motivos que despiertan ese tipo de conductas discriminatorias

s.e.
Actualizado:

Puede que lo desconozca, pero en España existen los llamados «delitos de odio» y el Ministerio del Interior, en colaboración con el de Sanidad, está a punto de confeccionar un «mapa» para detectarlos e identificarlos. La expresión remite a los delitos, faltas e infracciones administrativas que tienen como víctimas a personas discriminadas por su orientación sexual, raza o por tener algún tipo de discapacidad, y según informó ayer en el Senado el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, en 2013 se registraron 1.172 incidentes con esa catalogación, no acuñada en el Código Penal.

El «mapa» de la discriminación de los delitos motivados por el odio verá la luz en los próximos meses, según destacó Martínez, que subrayó que se trata de un proyecto «novedoso y ambicioso» de su departamento. Discapacidad, origen étnico o racial, antisemitismo, creencia religiosa y orientación sexual son algunos de los motivos que despiertan este tipo de conductas que Martínez abogó por «erradicar».

Según el número dos de Interior, entre el 60 y el 80 por ciento de las víctimas no denuncian estas conductas porque consideran que nada va a cambiar y que en caso de que lo hagan, tendrá consecuencias negativas. Aseguró que este primer balance de personas discriminadas por cuestiones relacionadas con los «delitos de odio» prestará especial atención a las «infracciones administrativas o penales que puedan sufrir esas personas», para así elaborar políticas de prevención hacia estas conductas.

Un ejemplo son los cursos de formación impartidos a las fuerzas de seguridad del Estado para registrar y actuar ante este tipo de incidentes. De hecho, Martínez apostó por que los policías o cualquier testigo de estas conductas pueda identificar a una persona como discriminada, aunque esta no lo haga.

Por otra parte, el número dos de Interior recordó a las 21 mujeres que han perdido la vida a manos de sus parejas o exparejas este año y destacó que la violencia contra las mujeres «es una cuestión de Estado que encabeza la lista de prioridades del Gobierno».

En este contexto, anunció que está prevista la interconexión entre los sistemas policiales de valoración del riesgo y la información que tiene la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para poder informar a la víctima cuando se produzca algún cambio en la situación penitenciaria de su agresor. Hasta el 31 de marzo de 2014 se encuentran registrados en el Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género (VIOGEN), 59.946 «casos activos», de los cuales 9 en situación de riesgo extremo, 120 alto, 2.701 medio, 12.709 bajo y 44.407 no apreciado.