Stefan Kreuzkamp en la sede de DWS en Madrid
Stefan Kreuzkamp en la sede de DWS en Madrid - JOSÉ RAMÓN LADRA

Stefan Kreuzkamp (DWS): «Esperamos retornos del 5-6% en Bolsa el año que viene»

El responsable de inversiones de la gestora de fondos de inversión de Deutsche Bank señala que lo que más le preocupa es el conflicto comercial entre Estados Unidos y China

MadridActualizado:

Con suaves maneras y un leve acento alemán, este experto con más de 20 años de experiencia cuenta su visión sobre lo que nos deparará el 2019 en Bolsa.

¿Cuáles son las perspectivas de DWS para el año que viene?

Pensamos que el ciclo aún no ha terminado. La gente está diciendo que se ha prolongado durante demasiado tiempo, 10 años, pero la edad no mata los ciclos. Se necesita un desencadenante. Si miras al pasado, el ciclo que fue de 1982 a 1990 arrojó 8 años de crecimiento que se acabaron con la Guerra del Golfo, que impulsó el precio del petróleo. Entre 1990 y 2002 (es decir, más de 10 años de crecimiento consecutivo), el detonante del final fue la explosión de la burbuja puntocom. Entre 2002 y 2009, fue el mercado inmobiliario estadounidense y la bancarrota de Lehman Brothers. Ahora, desde 2009, nos encontramos en el décimo año consecutivo de crecimiento pero no vemos un desencadenante que pueda dar al traste con el ciclo. Lo que sí vemos son muchos riesgos. El conflicto comercial entre Estados Unidos y China; un potencial Brexit sin acuerdo y nuevos problemas en la zona euro por culpa de Italia. Pero no creemos que ninguno de estos factores pueda ser ese desencadenante. Por eso, somos optimistas de cara a 2019. No esperamos ninguna recesión todavía.

Entonces, ¿no cree que se vaya a producir esa corrección bursátil que mucha gente está anticipando?

Si hay una recesión, el mercado reaccionará mal, pero no esperamos eso. Esperamos retornos de en torno al 5-6% el año que viene, aunque probablemente no volveremos a los máximos que hemos dejado atrás. En Estados Unidos, donde estamos a un 12% de distancia de los máximos (a 18/12/2018), podría ser. Pero en Europa no los vamos a ver.

¿Así que nos despedimos del pico?

Sí, aunque tras las últimas correcciones, las valoraciones vuelven a ser razonables respecto a su media histórica y, si el ciclo continúa durante un año o dos, probablemente veremos algo más de potencial. La cuestión es ver qué factores podrían prolongar el ciclo. Y hay una cosa que pensamos que puede hacerlo: el crecimiento de la productividad en Estados Unidos. Ahora mismo, ésta es muy baja y es muy importante para incrementar los salarios sin impulsar la inflación y que la gente pueda consumir. Pero, ¿qué puede hacerla crecer? Dos factores. El primero, la subida de los costes de financiación, que incrementa la presión hacia las empresas para que innoven. Pero, sobre todo, la digitalización.

«La Bolsa americana es la única que puede volver a tocar máximos. Las demás han dejado el pico atrás»

Entonces, ¿no opina que las acciones estadounidenses estén sobrevaloradas?

Tras las ventas que hemos visto en los últimos dos meses, hemos regresado a valoraciones más normales. Si miras el comportamiento del mercado americano en 2017 y 2018, un puñado de acciones fueron las que tiraron al alza del mercado, las FANGs (Facebook, Amazon, Netflix y Google). Había mucha expectación sobre las tecnológicas pero han corregido bastante. Por eso, si hay un mercado en el mundo que puede volver a máximos es el americano.

¿Así que usted no está preocupado por las consecuencias del conflicto comercial, los populismos o el Brexit?

Lo que más me preocupa es el conflicto comercial. No me gusta el concepto de guerra porque hasta ahora es un conflicto, una disputa bilateral entre dos países. Una guerra implicaría un contagio a otros países y la suspensión de las normas de la OMC. Por eso, no creo que vayamos a ver una guerra global. Pero sí está teniendo efectos sobre los mercados. Por eso, si en algún momento se llega a un acuerdo, podría haber un rally de alivio. En cuanto al Brexit, una salida sin acuerdo no sería deseable para nadie. Como algún político dijo el otro día, si el caos es la solución, quiero volver al problema. En cuanto al populismo, está creciendo pero, de cara a los mercados, veo un impacto limitado.

En este entorno, ¿qué activos lo harán bien?

En renta fija, los mejores años han quedado atrás: vamos a ver incrementos de los tipos, que van a provocar rebajas de los precios. La mejor apuesta actual en base a retornos ajustados por riesgo son los bonos americanos a 2 años, que ofrecen casi un 3% anual. También nos gusta el crédito corporativo, especialmente asiático. Asimismo, tendríamos algo de crédito de grado de inversión estadounidense, porque presenta una rentabilidad ajustada por riesgo superior a la europea. Pero, la gran apuesta sería el crédito emergente. Es decir, que hay algunas oportunidades pero hay que incorporar más riesgo en la cartera para obtener una rentabilidad del 3-4%. Si no quieres incrementar el riesgo, tienes que vivir con menos rentabilidad. En el lado de la renta variable, no tenemos muchas preferencias. Es pronto para pensar que los emergentes son una oportunidad, aunque han sufrido los que más en las recientes correcciones, de manera que el gap con la bolsa americana ronda el 30%. Hay potencial para adelgazar este gap. Por último, no se puede ignorar el mercado americano porque es el que presenta unos fundamentales más sanos en renta variable. Ahí, se podría producir un rally de alivio si hay buenas noticias en cualquiera de los frentes. Por el contrario, una Fed más agresiva o una escalada del conflicto comercial serían negativas. Esperamos rendimientos del 5-6% en renta variable en 2019.