La directora gerente del FMI advierte contra los «efectos adversos» de la Globalización y el cambio tecnológico
La directora gerente del FMI advierte contra los «efectos adversos» de la Globalización y el cambio tecnológico - AFP

El FMI pide evitar las «heridas auto-infligidas» por el proteccionismo y no «dañar» el crecimiento

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, advierte en un comunicado que este tipo de políticas podrían «dañar el crecimiento sin ayudar materialmente a aquellos afectados por las transformaciones económicas estructurales».

MadridActualizado:

El FMI ha alertado este martes al G20 (grupo de países industrializados y emergentes) de que el actual auge del proteccionismo puede «alterar el comercio global», provocando «heridas auto-infligidas», y «dañar» el crecimiento económico sin que esto ayude a los damnificados por las transformaciones tecnológicas.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha afirmado en un comunicado previo a la próxima reunión de los ministros de Economía del G20, que tendrá lugar a finales de esta semana en Baden - Baden (Alemania), que «sobre todo, debemos evitar colectivamente heridas auto-infligidas».

Lagarde ha añadido que «esto exige apartarnos de políticas que socavarían gravemente el comercio, la migración, los flujos de capital y el reparto de tecnologías a través de las fronteras».En la «nota de vigilancia», como se la conoce oficialmente, el Fondo ha tratado de hacer converger su tradicional defensa de la integración global con el reconocimiento de los desequilibrios generados por este proceso.

El organismo ha subrayado «la preocupación creciente sobre los efectos adversos -y a menudo descuidados- de la integración económica global y el cambio tecnológico en los empleos y la distribución de ingresos en las economías avanzadas».

No obstante, ha precisado que «las presiones políticas para revertir estas tendencias podría llevar a políticas introvertidas que alteran el comercio global, dañando el crecimiento sin ayudar materialmente a aquellos afectados por las transformaciones económicas estructurales».

Mejora de las perspectivas económicas

La llegada al poder del presidente estadounidense, Donald Trump, con una agenda de marcado nacionalismo económico, así como la victoria del Brexit, como se conoce el voto a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, han alimentado movimientos similares en otros países y extendido el temor a un regreso al aislacionismo.

Por otro lado, el Fondo ha puesto en valor la mejoría en las perspectivas económicas globales, para las que se espera una aceleración del crecimiento del 3,4% este año y del 3,6% para 2018, tras el 3,1% de 2016, impulsadas por el fortalecimiento de la actividad en Estados Unidos y la zona euro.