Patentes españolas, estancadas a años luz del resto de Europa
El crecimiento de patentes registradas en España es insuficiente - abc

Patentes españolas, estancadas a años luz del resto de Europa

De las 3.039 solicitudes que se han presentado este año ya se han concedido 2.433. Alemania logra registrar anualmente unas 88.000, Francia 30.000 e Italia 20.000

madrid Actualizado:

La Unión Europea ha apartado a las lenguas española e italiana de su nueva patente única. Las patrias de Cervantes y Dante se han quejado ante la justicia comunitaria, pero no se ha podido hacer nada: los otros 25 estados miembros de la UE apoyan la fórmula que consagra el francés, el inglés y el alemán como únicos idiomas para el registro de esta nueva patente. Así, la innovación europea se aleja aún más de la española, que ya estaba estancada. Según los datos que ofrece la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), organismo dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, este año ya se han concedido 2.433 patentes nacionales. Alemania suele registrar anualmente unas 88.000, Francia 30.000 e Italia 20.000.

El crecimiento continuo es aún insuficiente para competir en Europa

En lo que llevamos de año, se han presentado un total de 3.039 solicitudes de patentes nacionales, que son las que concede la OEPM. Por Comunidades Autónomas, Madrid, con 586, y Cataluña, con 529, son las que han registrado más solicitudes. Si no tenemos en cuenta las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla -donde no se ha presentado ninguna- las Islas Baleares, con 31, y Extremadura, con 32, son las regiones que han experimentado menos actividad en este sentido. De acuerdo con los informes que ofrece el organismo público, un 62% de las solicitudes se ha presentado a través de internet, y un 38% en papel.

De ese total de 3.039 solicitudes registradas en 2012 ya se han concedido 2.433 patentes. La OEPM aún no ha publicado el informe detallado de Estadísticas de la Propiedad Industrial de 2012, pero las de 2011 recogen que en los últimos años el número de concesiones nacionales ha experimentado un crecimiento continuo, aunque aún insuficiente para competir con los principales motores económicos de la UE. En el comienzo de la crisis, en 2008, se dieron en España 2.202 concesiones, en 2009, 2.507, en 2010, 2.669 y en 2011, 2.719.

efe
efe

Si clasificamos la actividad innovadora patria por sectores técnicos, el año pasado el de la ingeniería mecánica logró el 30% de las concesiones (un total de 819). La industria química algo más de un 27% (746), el sector instrumental un 14% (384) y el de la ingeniería eléctrica un 11% (299). El resto de sectores recogió el 17% de las patentes que se concedieron.

Desde 1989 el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha sido la entidad que más solicitudes ha presentado, siete. En el ranking de firmas que más patentes han pedido registrar le siguen Incide y Ricoh Company, ambas con cinco. En 2011 el CSIC lideró la lista de las entidades residentes, seguido de BSH Electrodomésticos y Telefónica. Entre las no residentes, Sumitomo Chemical ocupó el primer lugar, seguido de Ge-Hitachi Nuclear Energy Americas e Illinois Toll Works.

Muy lejos del resto del mundo

China ya no se dedica sólo a copiar. En 2012 la República Popular ha registrado 526.000 patentes, la cuarta parte del total mundial, lo que la convierte en el país que más inventa. Tal y como explica Roberto Pérez para ABC.es, «Estados Unidos ronda las 190.000 patentes nuevas cada año, Japón en torno a 180.000, Alemania del orden de 88.000, Francia alrededor de 30.000, Italia se aproxima a las 20.000... Y es que por cada patente que solicita España, Alemania llega a 24, Francia a ocho, Holanda a siete e Italia a cuatro. Por cada patente nacida en España, en Estados Unidos afloran 34 y en Japón 22».

Además de no inventar mucho, España no logra rentabilizar sus innovaciones, «bien porque no se ha protegido -y eso conduce a ser copiados-, bien porque no se saca la patente al exterior, ya que la legislación establece que debe quedar registrada en cada país para ser explotada en su respectivo mercado», afirma Pérez.