Un juez federal bloquea los fondos de la estafa de Madoff

Un juez federal bloquea los fondos de la estafa de Madoff

A toro pasado, se reconocen señales de alarma entre una cadena de beneficios inalterables, grandes dosis de secretismo y fallidos controles por parte de las autoridades reguladoras.

PEDRO RODRÍGUEZ | CORRESPONSAL WASHINGTON
Actualizado:

Ante una lista creciente de grandes fortunas damnificadas dentro y fuera de Estados Unidos, la megaestafa atribuida al gestor de fondos Bernard Madoff por un monto de 37.500 millones de euros está provocando en Wall Street un intenso examen de conciencia como traca final para un año espeluznante. Ya que a toro pasado, se empieza a reconocer que en la construcción de esta monumental pirámide financiera han existido múltiples indicios sospechosos distraídos por el pago de altos intereses y no detectados por las autoridades reguladoras a pesar de algunas denuncias.

Dentro de la evolución judicial de este asombroso caso, el magistrado federal Louis Stanton ha decidido congelar todos los fondos asociados con la firma gestora de Madoff, en un intento de ofrecer una protección de emergencia a sus estafados inversores. El magistrado de Manhattan también ha seleccionado como administrador judicial para la compañía intervenida a Lee Richards, un abogado de Nueva York cuya firma ha presentado ya una primera querella contra Madoff por fraude financiero.

Como detalle casi "shakesperiano" también ha trascendido que Bernard Madoff confesó todos sus manejos delictivos a los dos hijos que trabajan con él, Mark y Andrew. Quienes a su vez denunciaron esta semana a su padre septuagenario ante las autoridades federales, impidiendo que Madoff llegase a cumplir su deseo de repartir inmediatamente los últimos millones que le restaban entre familiares y colaboradores. Un detalle de "generosidad" que contrastaba con su incapacidad para devolver los más de 5.000 millones de euros que le estaban reclamando diversos inversores para finales de año.

Entre el "puzzle" de esta cuantiosa estafa con ramificaciones internacionales, ahora todo el mundo parece tener bastante claro que las rentabilidades que Madoff ofrecía a sus clientes eran demasiado buenas como para ser legítimas. Por ejemplo, uno de sus "hedge funds", con una estrategia de inversión concentrada en las acciones del índice bursátil Standard & Poor's, ha ofrecido una media de beneficios del 10,5% durante los últimos 17 años. En el 2008, a pesar del colapso de Wall Street, ese mismo fondo había subido supuestamente un 5,6% hasta noviembre, a pesar de que el índice Standard & Poor's ha retrocedido casi un 40%.